sábado, mayo 26, 2007

Punto y aparte

Gérard Houllier no seguirá al frente del Olympique de Lyon. El técnico francés confirmaba ayer su intención de abandonar el banquillo del hexacampeón de liga al término del encuentro correspondiente a la última jornada de la Ligue 1 (último partido de la temporada) que medirá esta noche a Olympique y Nantes en Gerland. Houllier declaraba no tener tiempo ni energías para continuar como entrenador del equipo deseando poner un paréntesis en su carrera lejos de los terrenos de juego.
Tras conquistar los dos últimos campeonatos de liga francesa y fracasar en el intento de llegar a las rondas finales de la Liga de Campeones, Houllier ha decidido poner un punto y aparte a su trayectoria como entrenador pese a tener aún un año de contrato en vigor como técnico del "OL" :

"Necesito detenerme por completo. No iréa ningún otro club francés e, inicialmente, tampoco a ningún equipo extranjero. Primeramente me tomaré unas vacaciones. Necesito un parón."

Houllier resumía su experiencia en el Olympique de forma metafórica :

"He experimentado dos temporadas excepcionales."
"He conducido un Fórmula 1 que había ganado cuatro grandes premios antes de lograr el récord del quinto seguido, y posteriormente el histórico sexto."
"Hemos progresado mucho en estos dos años. me gustría agradecer el apoyo de los aficionados, quienes han estado realmente sensacionales."

El francés también desmentía posibles rumores acerca de su estado de salud :

"Me voy única y exclusivamente por razones personales, no por razones de salud."
"Es el fin de un ciclo como entrenador en el OL. No tengo ni el tiempo ni la energía para alargarlo."

Por último, Houllier quiso analizar el futuro del equipo tras su marcha :

"El futuro no será muy dificil para el equipo, que continuará progresando y estoy convecido que brillará aún más en la Champions League."

Jean Michel-Aulas, presidente del club, añadió algunas palabras en la rueda de prensa de Houllier revelando el dia en que el técnico galo le comunicó su intención de abandonar el club :

"Gérard me preguntó en la noche del miércoles si tendría la libertad de irse aún teniendo un año más de contrato. Tras reflexionary meditar acerca del futuro de la institución, acepté su petición."

Gérard Houllier ha cumplido su segunda temporada al frente del Olympique, club al que ha hecho campéon de la Ligue 1 dos veces continuando la excelente progresión del equipo que ya acumulaba 4 títulos más de forma consecutiva antes de su llegada, uno bajo el mando de Jacques Santini y tres bajo el de Paul Le Guen.
A sus 59 años Houllier toma su tercer parón en su carrera como técnico, cargo que estrenó hace 25 dirigiendo al Lens al que subió a primera y clasificó posteriormente para la UEFA.
En 1985 fichó como técnico del PSG al que hizo campeón de liga en la temporada 85/86.
En 1988 dejó el cargo y hasta 1992 no volvió a los banquillos, en esta ocasión para dirigir a la selección francesa, la peor de sus experiencias como entrenador tras el sonado fracaso que supuso el no poder clasificar al combinado francés para el Mundial de Estados Unidos en 1994. Houllier abandonó el cargo de seleccionador aunque siguió en la Federación ocupando el de director técnico, donde sí pudo desquitarse de la desdicha mundialista colaborando estrechamente a que Francia lograra el Mundial de 1998.
En septiembre de ese mismo año fichó como entrenador de un Liverpool en decadencia tras el esplendor de las décadas pasadas, club en el que estuvo 6 años. Houllier fué el encargado de iniciar una "limpieza de vestuario" de los "Spice Boys", término que acuñó la prensa de Liverpool en referencia a 5 jugadores símbolo (como 5 eran las Spice Girls) del club que habían perdido el entusiasmo de defender la camiseta de los reds. Así Paul Ince, Steve McManaman, Jamie Redknapp, David James y Robbie Fowler abandonaron por la puerta de atrás un club en serios problemas económicos al que llegaron muchos recambios procedentes, mayormente, de Francia. Houllier reestructuró el equipo confiando en jugadores jóvenes como Steven Gerrard y Michael Owen y logró la FA Cup y la UEFA de 2001 (frente al Alavés) y la posterior Supercopa de Europa y Charity Shield. Tras ese año plagado de éxitos el equipo volvió a emprender una dinámica negativa sin conquistar título alguno en las 3 sucesivas temporadas. Los fichajes no respondían a las expectativas y el juego del equipo, notablemente defensivo, comenzaba a ser ámpliamente cuestionado.
En julio de 2004 llegó a un acuerdo con el club para rescindir su contrato, siendo relevado por el español Rafa Benítez.
Problemas en el corazón le obligaron a pasar por quirófano a finales de 2001 (estando 5 meses alejado de los banquillos) y, tras dejar el Liverpool, se tomó un año sabático antes de aceptar la propuesta del Olympique de Lyon.
En Francia ha vuelto a reencontrarse con el éxito aunque ha fracasado a nivel continental. El equipo ha sido extremadamente superior al resto de rivales en la Ligue 1 (ambos títulos de liga se consiguieron tras tomar amplísimas ventajas de puntos en la tabla y a muchas jornadas del final del campeonato) pero dicha superioridad no se ha trasladado a la Champions League, auténtica asignatura pendiente del equipo que la pasada campaña estuvo muy cerca de obtener el pase a semifinales (un gol de Inzaghi en los minutos finales del Milan-Lyon de la vuelta de cuartos les dejó triste e injustamente eliminados) y en la presente, en la que el equipo había depositado toda su concentración y energías dejando totalmente de lado la liga durante dos meses (acumulando una cadena de resultados negativos tras haber cobrado una alta ventaja de puntos respecto a sus perseguidores), la Roma eliminó sorprendentemente al campeón francés en octavos, suponiendo el principio del fin de la carrera de Gérard Houllier como técnico del Olympique.

Didier Deschamps, actual técnico de la Juventus, podría ser su sucesor, rumor que cobra fuerza tras surgir otro aún más sorprendente, el retorno de Fabio Capello a la Juve.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home