domingo, mayo 27, 2007

Justo Triunfo

El Nüremberg se hizo anoche con su cuarta DFB Pokal (copa alemana) y su primer título desde 1968 (año en que conquistó su novena y última Bundesliga). El cuadro de Hans Meyer puso un broche de oro a una más que notable temporada en la que, además de la Copa, han logrado clasificarse sextos en el campeonato de liga alemán y han obtenido billete para disputar UEFA la próxima temporada. Por su parte el Stuttgart se dejaba "en la cuneta" la posibilidad de conseguir un "doblete" histórico, el primero de su historia, tras conquistar la Bundesliga hace solo una semana.

El Olympiastadion de Berlin acogía una interesante final en la que los de Armin Veh se ponían por delante en el marcador en el minuto 19' con un gol del brasileño Cacau recibiendo en carrera por la izquierda una buena asistencia de cabeza de Sami Khedira que, tras controlar, cruzaba raso por debajo de la salida del meta Schäfer. Pero solo 7 minutos después el goleador eslovaco Marek Mintal remataba en el área pequeña un fuerte centro por bajo desde la derecha de Dominik Reinhardt. Y dos minutos después se produciría la jugada clave del encuentro, la expulsión de Cacau por una agresión al ex-Atlético de Madrid Javier Pinola en la pugna de un balón en banda izquierda del ataque del Stuttgart.
El actual campeón de liga debía afrontar una hora entera sin uno de sus hombres más determinantes y Armin Veh decidió dar entrada en el descanso a Mario Gómez para reforzar la maltrecha línea ofensiva retirando del centro del campo al brasileño Antonio Da Silva. Pero el Nüremberg se adelantaría en el marcador solo 2 minutos después de la reanudación a través de un corner picado por Pinola desde la izquierda que Marco Engelhardt remataría picado de cabeza sorprendiendo a Hildebrand.
Con un hombre más sobre el terreno de juego y con ventaja en el marcador el Nüremberg se veía ganador aplicando una de sus más efectivas armas futbolísticas, la construcción de una telaraña defensiva que le ha convertido en el equipo menos goleado de la Bundesliga (junto al Schalke) con 32 goles en 34 partidos.
Pero el Stuttgart no se amilanó y en el minuto 80' el mexicano Pavel Pardo lograría la igualada ejectundo un penalty cometido por Raphael Schäfer en una desesperada salida para detener el avance de Mario Gómez en el interior del área. Un claro derribo que sancionaría el colegiado y transformaría Pardo estando a punto de detener Schäfer al adivinar la trayectoria del lanzamiento.

Se llegaba a la prórroga y el Nüremberg veía como una gran ocasión se le podía escapar de las manos en el último suspiro. Los de Meier no son un equipo excesivamente goleador y sí un cuadro eficaz en la defensa aunque esta temporada le tenían tomada la medida al derrotarles en los dos partidos de liga con rotundos 0-3 y 4-1. Y una vez más el Stuttgart se veía batido por el Nüremberg, en esta ocasión en el minuto 107' con el gol de la noche.
Andreas Wolf servía a Jan Kristiansen, abierto a la derecha. El carrilero danés avanzaba hacia el centro y desde unos 30 metros rompía el cuero con un zapatazo seco con su pie derecho al que no podía hacer frente Timo Hildebrand, impactando ligeramente el balón en el travesaño y colándose al fondo de las mallas.

Nada más pudo hacer el Stuttgart que veía como el Nüremberg se proclamaba campeón y le arrebataba la ocasión de lograr un histórico "doblete". Pese a todo las temporadas de ambos equipos han sido sobresalientes y gracias a ellos la liga alemana ha roto con la monotonía a la que Bayern, Werder Bremen y, en menor medida, Schalke 04 nos tenía acostumbrados.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home