jueves, agosto 24, 2006

Resúmenes : Middlesbrough 2 - Chelsea 1

El Chelsea cayó por segundo año consecutivo en un estadio que no se le da nada bien, el Riverside Stadium de Middlesbrough. Si la temporada pasada recibió un contundente 3-0, en esta la derrota ha sido, si cabe, más dolorosa, perdiendo un encuentro que dominaban desde el minuto 16 gracias al primer gol en la Premier de Shevchenko con dos goles en la segunda parte del Boro (el segundo de ellos en el último minuto de juego) que daban la vuelta al marcador y otrogaban los 3 puntos al conjunto dirigido por el ex-internacional inglés Gareth Southgate.
Saltaba al terreno de juego el Chelsea con Cudicini bajo palos (al estar Cech lesionado), Bridge de nuevo como lateral zurdo titular en detrimento de Gallas, Essien y Makelele junto a Lampard formaban el centro del campo (sin Ballack que continua lesionado) y Kalou, Sheva y Drogba integraban la línea delantera (sin los extremos Joe Cole, lesionado, ni Robben, que fué sorprendentemente suplente).
En un rancio encuentro de los de Mourinho, parecía que el gol de Shevchenko (tras gran jugada y asistencia de Bridge) volvería a escribir un guión más que visto en la filosofía del portugués. Especulación, adormecimiento del balón y desesperación del rival. Pero en esta ocasión la historia tuvo un desenlace diferente al establecido. El Chelsea acabó la primera parte a su estilo. El Middlesbrough parecía incapaz de crear peligro con un Yakubu demasiado solo en punta y un Viduka sentado en el banquillo que a la postre sería decisivo.
En la segunda mitad los blues tuvieron una ocasión de oro (de las pocas claras) con un remate de cabeza de Lampard estrellado en el larguero de la portería de Schwarzer que minutos después sacaría una mano prodigiosa a un lanzamiento de falta directa de Shevchenko.
El juego se endureció y el Chelsea salió mal parado. Pogatetz introducía el balón en el fondo de las mallas tras rematar libre de marca como un auténtico obús una falta sacada por Downing desde el lado izquierdo del ataque del Boro. La puntilla la ponía Viduka que aprovechaba un balón bajado de cabeza por Boateng para ponerlo ajustado al poste izquierdo de la portería de Cudicini.
Justo resultado para un Chelsea que vuelve por sus fueros y dota al equipo de un estilo de juego que "mata" tanta calidad existente en sus hombres (Shevchenko, Lampard, Kalou, Drogba...) y premia al físico de Essien o Makelele. Muchos se preguntan que sería de este equipo si estuviera bajo el mando de un Frank Rijkaard, Thomas Schaaf, Paul Le Guen, Arséne Wenger...Seguramente el brillo de los nombres reluciría aún más al brillar su bien entendida libertad futbolística y su disfrute sobre el terreno de juego elevaría aún más el nivel del equipo y la satisfacción de los aficionados. Tan solo los seguidores ingleses son capaces de aplaudir a un equipo pese a que este aburra. Su lealtad a sus colores hacen que sea cual sea el estilo del equipo (y los resultados) esté por encima el apoyo a los jugadores. Me pregunto cuánto hubiera durado Mourinho en Barcelona, Madrid, Valencia, Milán, Munich...

primera parte

segunda parte

foto (fuente) : bbc.co.uk

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home