martes, octubre 24, 2006

El Scanner : Olympique Lyon

Todo parece indicar que el Olympique de Lyon va a pasearse, de nuevo, por la Ligue 1 francesa tal y como ha hecho las pasadas 5 temporadas (lo que significó un récord en el campeonato después de los 4 títulos consecutivos del Olympique de Marsella entre 1988 y 1992 descontando el de 1993 tras es escándalo "Bernard Tapie") después de lo visto en el Velodrome de Marsella en la noche del domingo, donde los de Gérard Houllier golearon sin paliativos al que debía posicionarse como principal alternativa para la victoria final, el Olympique de Marsella. 1-4 con dos goles de Juninho Pernambucano (uno más de falta), el canterano Karim Benzema y el sueco Kim Källstrom, exhibición de juego y de poderío físico, realizando una agobiante presión en el campo marsellés que ahogó la salida del balón y provocó numerosas ocasiones de gol que podrían haber incrementado, y mucho, el resultado que reflejaba el marcador. Pese a las lesiones de Fred y Malouda en el trascurso del juego y la baja de un jugador clave en el equipo lyonés, el portugués Tiago, el OL no se vió afectado en absoluto y sacó a relucir toda la magia del equipo que ostenta la hegemonía del fútbol francés y toma la bandera del juego atractivo y ofensivo, aquel que tanto se encuentra a faltar en Europa y que tan buen regusto deja a los aficionados, con unos resultados que saltan a la vista :

10 partidos de liga y 3 de Champions League jugados con 12 victorias y 1 empate (7 victorias seguidas en liga y 3 en liga de campeones, un total de 10 partidos consecutivos venciendo). 34 goles a favor (26 de ellos en liga, 8 más que el segundo más goleador y 8 en Champions) y 8 en contra (imbatido en Europa). Líder en Ligue 1 a 8 puntos del segundo clasificado, el Olympique de Marsella y 9 del tercero, el Nancy.
Incontestable dominio de un equipo en el que todos los engranajes funcionan a la perfección. Aunque año tras año algunas piezas que parecían insubstituíbles se vayan reemplazando de forma inevitable, queda claro que no parece afectar en absoluto al rendimiento del equipo.
Mickaël Essien dejaba Gerland el verano pasado. Mahamadou Diarra lo hacía pocas semanas antes del cierre del mercado estival del presente curso. 64 millones de euros engrosaban las arcas del club y dos pesos pesados de una demarcación tan relevante como el centro del campo abandonaban las filas del Olympique siendo reemplazados por jugadores de menos nombre pero idéntico rendimiento.
Tiago llegaba del Chelsea con ganas de superar el mal trago de una temporada aciaga en Stamford Bridge. Jérémy Toulalan significaba una sorprendente y semidesconocida llegada que, a la postre, ha dinamitado las dudas con su fútbol y ha convertido la política de fichajes del Olympique Lyonnais en una de las más exitosas y eficaces del continente, acompañada de una prolífica cantera de la que Houllier está exprimiendo lo mejor de su cosecha.

Fútbol sin complejos, de marcada ideología creativa y ofensiva prevaleciente sobre estrictas ataduras de dibujo táctico, pese a mantener la marca estratégica de los equipos dirigidos por Gérard Houllier.
Con una "columna vertebral" compuesta por Coupet, Cris, Tiago, Juninho y Fred, ensalzada por el gran papel de los llegados Toulalan, Squillaci, Alou Diarra y Källstrom y aliñado por los "coequipiers" de lujo que llevan sobre el dorsal los nombres de Abidal, Malouda, Govou, Wiltord, Benzema o Revelliere, el Olympique vuelve a presentar credenciales para dar un paso más en su historia y dejar de "conformarse" con la liga doméstica para tratar de alcanzar el sueño de la Champions.
La historia más reciente guarda un espacio para el proyecto que inició Jacques Santini, continuó Paul Le Guen y ahora desarrolla el ex técnico del Liverpool Gérard Houllier, un paradigma de cosas bien hechas en un mundo en el que el éxito deportivo va estrechamente unido a las urgencias y al derroche económico.

fotos : olweb.fr

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home