martes, mayo 08, 2007

El protagonista : Carlos Tévez

No podía olvidarme de uno de los grandes protagonistas del fin de semana, un futbolista que con su juego y sus goles ha ayudado en gran medida a "reflotar" al West Ham y a situarlo por primera vez desde hace varios meses fuera de los puestos de descenso de la Premiership.
Los hammers recibían en Upton Park la visita del peligroso Bolton "post-Allardyce", un equipo en plena pugna por las plazas europeas que amenazaba con arruinar la progresiva remontada del equipo entrenado por Alan Curbishley. Pero en el once del equipo londinense figuraba, una vez más, Carlos Tévez, un Tévez en un momento de forma más que dulce que parece al fin haberse amoldado al fútbol inglés, algo ciertamente complicado en cualquier equipo en puestos de descenso en el que la confianza y la moral brillan por su ausencia.

Carlitos celebraba su décima titularidad consecutiva tras un periplo de suplencias y partidos enteros sentado en el banco, y el delantero argentino quiso festejarlo por todo lo alto realizando un estratosférico partidazo.
Tardaba poco el ex-xeneize en dejar boquiabierto Upton Park con un gran gol ejecutando un libre directo desde la frontal del área, ligeramente escorado a la izquierda. Era el minuto 10 de juego y Tévez se sacaba de su bota derecha un preciso y ajustado lanzamiento que se colaba por la escuadra del marco defendido por el finés Jaäskelainen, incapaz de hacer nada en su estirada ante semejante disparo.
Una falta de libro. Un ejemplo de como debe ejecutarse una acción como esa, con la potencia, precisión, rosca, y elevación necesarias para materializar un lanzamiento nada sencillo al encontrarse tan cerca de la porteria sin que el balón impacte en la barrera, salga por encima del travesaño o llegue a las manos del guardameta falto de velocidad para eludir el muro defensivo.

No contento con ello Tévez convertía el segundo en el 21'. Reo-Coker recuperaba un balón en la medular en una contra del Bolton. Noble recogía y servía en largo a Boa Morte en su carrera por la izquierda iniciando un "re-contraataque" para el West Ham. Tévez se cruzaba trazando una fugaz diagonal en dirección al centro del área, bien vista por el portugués que servía un pase raso al "apache" al que solo le quedaba resolver de primeras con su pierna derecha batiendo por bajo al meta de los Wanderers.
El West Ham respiraba aliviado con los 3 puntos prácticamente en el bolsillo en menos de media hora. Quedaba sentenciar el encuentro con un tercer gol que evitara desagradables sorpresas, y Tévez quiso ser de nuevo protagonista excepcional de dicha acción.

Se cumplía el 29' del primer tiempo y el argentino recogía un balón abierto por Zamora a banda izquierda. Tras acomodárselo de nuevo en su bota derecha servía un balón al segundo palo donde Noble llegaba libre de marca, rompiendo el cuero con un potente disparo a bocajarro imposible de detener por Jaäskelainen. Un tercer gol que, ahora sí, finiquitaba el encuentro.

La revitalización del West Ham tiene en Carlos Tévez a su principal principal ejecutor. 3 triunfos consecutivos han sacado a los "hammers" de la zona peligrosa de la tabla ubicándose en la decimoséptima plaza a 3 puntos del Wigan, decimoctavo y primer equipo en zona de descenso. El "apache" suma 6 goles, logrados todos en los últimos 9 encuentros jugados. 6 tantos a los que se han de sumar 4 asistencias de gol, todo ello en 25 partidos de liga y 2 de UEFA, 7 de ellos saltando al césped desde el banquillo.

A Tévez le ha costado adaptarse a la Premier. Tras 5 años como profesional en Suramérica (3 y medio en Boca y 1 y medio en Corinthians) debutaba en Europa junto a su compatriota y compañero en el club brasileño Javier Mascherano, fichando por el West Ham en una sorprendente operación no libre de polémica y especulaciones varias. Si ya es duro para un jugador procedente del fútbol suramericano amoldarse al fútbol europeo, la cosa se complica cuando hablamos de la liga inglesa y de un equipo como el West Ham.
Tévez (de 23 años) no hablaba ni gota de inglés (9 meses después sus conocimientos de la lengua anglosajona no han mejorado mucho) lo que aún entorpecía más su adaptación a un país y a un fútbol muy diferente al practicado en Argentina o Brasil. Su cerrado español y la dificultad de aprendizaje de un nuevo idioma ya le causó problemas en Brasil, donde Emerson Leao le retiró la capitanía de Corinthians porque "nadie entendía lo que decía".
El "apache" tenía que aprender a jugar en equipo, a dejar de lado las individualidades y a trabajar sobre el césped y a acostumbrarse a un juego duro que no permitiría sacar a relucir toda su técnica.
De nada servían sus logros en el pasado, individuales y colectivos como los 3 trofeos al mejor jugador suramericano del año (2003, 2004 y 2005), el MVP de la Libertadores de 2003, el Torneo Apertura, la Copa Libertadores y la Intercontinental de 2003, la Copa Suramericana y los Juegos Olímpicos de 2004 así como el Brasileirao de 2005.

Tévez llegaba a un club modesto aunque ambicioso, en el que tendría que luchar duro no solo para mantener al equipo en la Premier sino para tratar de alcanzar mayores metas (clasificación europea o finales de Carling o FA Cup). En la práctica la costosa adaptación del argentino al fútbol inglés hizo caer en picado al West Ham en la tabla.
El argentino no marcaba, andaba perdido en el terreno de juego y no se compenetraba en absoluto con sus compañeros y el equipo, obviamente, se resentía. Pero el "apache" es un tipo duro y poco a poco ha ido creciendo a la vez que lo ha hecho el equipo, contagiado de su apogeo y evolución aplicando algunas de sus virtudes futbolísticas como la explosividad, la velocidad, la visión de juego y aparcando otras como la recreación técnica o la excesiva individualidad en la conducción.

Carlitos ha alcanzado la madurez futbolística y aunque tarde, comienzan a verse los frutos de la inversión y la apuesta realizada en su persona como conductor de un histórico en horas bajas. Ejemplo de ello es el haber sido nombrado "hammer of the year" (o mejor jugador del West Ham) por parte de los aficionados con el 84'5% de los votos.
Muy probablemente el West Ham se salve y el potencial del equipo deberá medirse a partir del próximo septiembre, con un Tévez amoldado ya al fútbol practicado en las islas y mejor compenetrado con sus compañeros e integrado al vestuario, aunque el futuro siempre es incierto cuando se habla del "apache".

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home