lunes, enero 15, 2007

La solución Le Guen

Pocos aventuraban que el proyecto Le Guen durara tan poco. El ex-entrenador del Olympique de Lyon, forjador de uno de los proyectos deportivos más sólidos de Europa y que lograra tres títulos de liga francesa de forma consecutiva aterrizaba a Glasgow para revolucionar al Rangers y romper con la hegemonía del Celtic. Sus méritos como técnico avalaban la apuesta del club escocés y el consecuente dispendio económico fruto de la masiva llegada de nuevos jugadores (Karl Svensson, Jérémie Clement, Lionel Letizi, Libor Sionko, Sasa Papac...) y la correspondiente limpieza de vestuario (Lovenkrands, Kyrgiakos, Namouchi, Rae, Bernard, Fanfán, Khizanishvili , Waterreus...). Pero los resultados no acompañaron en ningún momento a los protestantes que se las veían y se las deseaban para mantener la segunda plaza de la Scottish Premier con Aberdeen y Hearts viendo como su más acérrimo rival, el Celtic, se marchaba en solitario a 17 puntos estando además fuera de la CIS Cup. La impaciencia por rápidos resultados ante la escapada del Celtic y la mala adaptación de la plantilla al estilo del francés forzaron la dimisión del técnico a principios de mes que firmó la estancia más corta en la historia del Rangers, 7 meses y 31 partidos disputados. Pero el "paro" de Le Guen ha durado bien poco.
El PSG le ha dado la oportunidad de volver a Francia y dirigir a los parisinos en substitución del destituído Guy Lacombe, que se encuentran en una profunda crisis a solo 2 puntos del descenso. Esta será la segunda estancia de Le Guen (de 42 años) en el PSG, club en el que militó en su etapa como jugador. La apuesta del equipo capitalino no podría ser, a priori, más acertada (no puedo esconder mi más rotunda admiración por la filosofía futbolística del galo). Por primera vez en mucho tiempo se da las riendas del equipo a un técnico consolidado y de prestigio, especialmente en Francia, y si se le deja trabajar (cosa altamente complicada en un club que vive en una agónica presión constante, especialmente de sus aficionados más radicales, por tratar de volver al estrellato perdido en los últimos años) Paul Le Guen puede ser la solución temporal para evitar la catástrofe del descenso y la solución a largo plazo para encabezar la reconstrucción y el resurgimiento del Paris Saint-Germain.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home