miércoles, diciembre 06, 2006

El protagonista : Roman Pavlyuchenko

Image Hosted by ImageShack.us

El fútbol ruso está en una leve pero progresiva mejora tras años de ostracismo. La inversión económica realizada por los clubs de la Premier rusa a través de poderosos magnates del petroleo o el gas (un claro ejemplo es el de Roman Abramovich y el CSKA) ha contribuido a que dicha liga crezca en calidad y en interés, y no hay mejor baremo para comprobar dicho crecimiento que a través de la presencia de equipos de ese país en las diferentes competiciones europeas.
La fase de grupos de la Champions League ha contado con dos equipos rusos, circumstancia que no se daba desde la temporada 2002/03 (Lokomotiv y Spartak disputaron esa fase). El Spartak no repetía presencia en la Champions desde entonces y en este 2006 entraba en la fase previa de la liga de campeones como segundo clasificado de la pasada Premier rusa. Tras eliminar al moldavo Sheriff Tiraspol y, posteriormente, al Slovan Liberec checo, los moscovitas lograban el pasaporte para la fase de grupos de la competición donde el bombo no les favoreció en absoluto quedando emparejados con dos "monstruos" como Bayern e Inter y con un tercer invitado de nivel como el Sporting portugués. Pocas opciones pues para el equipo entrenado por Vladimir Fetodov que veía en la tercera plaza su meta particular en espera de algún resquicio de esperanza de poder alcanzar alguna de las dos primeras aprovechándose de un hipotético tropiezo de los principales favoritos a ostentarlas. Pero desde el principio se vió que el Spartak poco tenía que hacer con los cabezas de serie (cayó 4-0 en Munich en la primera jornada) y la lucha con el Sporting por la tercera posición del grupo B se convertía en la verdadero objetivo en el que centrarse. El 1-1 de Moscú en la segunda jornada no parecía muy alentador amén de la victoria de los lisboetas ante el Inter de la primera cita del calendario, pero un bache en el juego del Sporting fué bien aprovechado por el Spartak para seguir con las opciones intactas de lograr el tercer puesto. La jornada final deparaba un decisivo Sporting-Spartak en el José Alvalade de Lisboa en el que al Spartak solo le valía la victoria para desbancar a los lusos de la plaza de UEFA. Concentrados, salieron a vencer el encuentro y se llevaron un meritorio 1-3 salpicado por la magia de uno de los jugadores referencia del fútbol ruso, el delantero Roman Pavlyuchenko, que con un estelar gol de chilena abría el marcador.
Pavluychenko ha sido el máximo artillero de la liga rusa (con 19 dianas) y ha firmado 3 tantos en liga de campeones (1 de ellos en la fase previa ante el Liberec), dejando en el banquillo a jugadores de la talla de Fernando Cavenaghi. El "10" del Spartak tiene 24 años y se formó en el club de su ciudad natal, el FC Dynamo Stavropol. En enero de 1999 debutaba en la Premier rusa de la mano del Rotor Volgogrado, club dondé pasó 2 temporadas jugando 61 encuentros y marcando 14 goles. En 2001 fué fichado por el Spartak donde acumula 105 partidos y 50 goles. Internacional sub-19, sub-21 y absoluto (7 convocatorias, debutando ante Israel en agosto de 2003), este delantero podría convertirse en una de las perlas del mercado de enero.
Jugador fuerte, rápido, con una depurada técnica y mucho olfato goleador (muy resolutivo en el 1 contra 1 que suele protagonizar rompiendo el fuera de juego gracias a su velocidad al desmarque), y buen rematador de cabeza (muy peligroso en las acciones a balón parado debido a su estatura, 1'88m.), Pavlyuchenko es un completo y apetecible ariete que no rehúye la responsabilidad (es el encargado de picar los penaltys en el Spartak con sumo acierto) y es capaz de elevar el potencial de cualquier línea delantera de cualquier grande europeo, un valor emergente del fútbol del este que se ha convertido en una de las revelaciones de la Champions que debería estar subrayado en las agendas de los directores técnicos como futurible incorporación.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home