domingo, diciembre 03, 2006

El protagonista : Craig Bellamy

El Liverpool asciende posiciones en la tabla de forma progresiva. Ayer sumaba su cuarto partido consecutivo sin perder (algo a remarcar dada la mala racha acumulada del equipo de Rafa Benítez) y lo hacía de forma brillante, endosándole 4 goles al Wigan en el JJB Stadium. Y uno de los principales artífices de la goleada fué uno de sus fichajes estrella que hasta el momento no había podido demostrar el porque de los 9 millones de euros pagados por el Liverpool al Blackburn el pasado mercado de verano.

El delantero galés sumaba únicamente 2 goles en lo que va de campaña (1 en la fase previa de la liga de campeones ante el Maccabi Haifa y el otro en Premiership ante, precisamente, el último equipo donde militó. Ayer Rafa Benítez le daba una nueva oportunidad formando en punta junto al holandés Kuyt y no la desaprovechó en absoluto logrando 2 goles de similar factura.

Abría el marcador en el minuto 9, aprovechándose de un mal despeje de cabeza de Emmerson Boyce a pase largo de Riise que acababa convirtiéndose en una sensacional asistencia para un Bellamy que encaraba a Kirkland y finalizaba la acción con serenidad y efectividad alojando el balón lejos del alcance del ex meta del Liverpool.
17 minutos más tarde aprovechaba un buen pase de primeras a través de la defensa de Gerrard que Bellamy volvía a recoger encarando en un nuevo uno contra uno a Kirkland, volviendo a cruzar el balón a la izquierda del portero del Wigan y alojando el balón en el fondo de las mallas. La rúbrica a la gran actuación la ponía en el 40 de juego, cuando descolgándose a la izquierda recogía un nuevo servicio de Gerrard en una rápida jugada de contraataque iniciada por Reina y lo habilitaba con un medido pase raso a la entrada de Kuyt quien, a puerta vacía, ponía el 0-3 en el marcador. Posteriormente McCulloch ponía el definitivo 0-4 en el marcador con un gol en propia puerta.

Rafa Benítez aplaudía el buen partido realizado por el delantero galés : "Quizás su mente está un poco más despejada ahora. Si sigue en este estado de forma Bellamy será un jugador totalmente diferente al que hemos visto hasta ahora. Es capaz de crear muchos problemas a los rivales. Hemos estado creando ocasiones de gol en todos los encuentros pero no las hemos aprovechado suficientemente".

Craig Bellamy tiene 27 años y esta es su primera temporada en Merseyside después de una sensacional temporada en Blackburn en la que logró 13 goles en 27 encuentros ayudando a los Rovers a clasificarse para la UEFA.
Debutó profesionalmente en el Norwich, donde pasó 4 temporadas y media. Tras un corto paso por Coventry (cedido), fichó por el Newcastle, club en el que se dió a conocer. 3 temporadas y media con los magpies y 33 goles marcados fueron su bagaje hasta que surgieron problemas disciplinarios con el técnico del Newcastle en aquella época, Glenn Roeder, que forzaron la marcha del jugador al Celtic (donde jugó 6 meses cedido) y posteriormente al Blackburn que pagó 7 millones de euros por su traspaso donde volvió a reencontrarse con el buen juego y volvió a situarse en el primer plano futbolístico nacional e internacional. La sorpresa llegaba en julio de este mismo año, cuando el Liverpool le fichaba colmando el sueño del jugador que ha declarado sentirse desde muy pequeño un supporter más de los reds.

Tras un dubitativo inicio de temporada (16 partidos, 2 goles) se reveló contra los críticos a su juego y contra su propio estado de forma y demostró que el mejor Bellamy está aún por llegar. Este rápido, fuerte y agresivo delantero puede ayudar a aupar al cuadro de Anfield a posiciones que le pertocan por presupuesto, inversión e historia. Gerrard, Xabi Alonso y Kuyt no están en un buen momento y en cuanto superen este bache el equipo cambiará radicalmente de rumbo. Pero quizás uno de los jugadores más determinantes y desequilibrantes capaces de incrementar esa mejoría es, sin lugar a dudas, el galés Craig Bellamy.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home