lunes, noviembre 20, 2006

El protagonista : Joey Barton

Varios son los protagonistas de la jornada alrededor de las principales ligas europeas. Bigoleadores, nombres sobradamente conocidos, estandartes de grandes clubs del continente...pero no todos los protagonistas cumplen con los requerimientos mencionados.

El Manchester City cuenta en sus filas con un jugador que fué pieza clave en la victoria de su equipo del sábado en la Premier.

El City recibía en el Manchester Stadium al Fulham con una más que imperiosa necesidad de sumar puntos para no verse peligrosamente descolgado en la tabla. Y un canterano fué, a la postre, el que asumió la responsabilidad de cargarse al equipo a sus espaldas y dar lo mejor de sí para que el equipo sacara adelante el encuentro y lograra hacerse con los 3 puntos que hacen respirar al cuadro de Stuart Pearce que se haya en una cómoda decimosegunda plaza.

Joey Barton tuvo una tarde inspirada. El "8" del City es indiscutible en las alineaciones de Pearce (el que más minutos ha disputado de la plantilla en la Premier) y, sin duda, uno de los jugadores más queridos de la afición del City por su condición de canterano y por la extrema entrega que aporta en cada encuentro. Por contra no es un muy apreciado por algunos de los ex-compañeros con los que ha compartido pasado en su trayectoria deportiva :
Kevin Keegan "sufrió" una de sus extrañezas el dia que le hizo debutar, cuando Barton perdía su camiseta pocos minutos antes del inicio del partido después que alguien se la robara mientras se calzaba las botas. Fué "castigado" sin jugar por ese despiste.
Jamie Tandy veía como Barton le ponía un cigarro encendido en su ojo derecho ante las supuestas provocaciones de éste en la cena de navidad del club de 2004.
En la pretemporada del club en agosto de 2005 se peleó con un aficionado del Everton y con uno de sus propios compañeros, Richard Dunne.
A mediados de la pasada campaña pedía ser incluído en la lista de transferibles a los problemas de disciplina con su actual técnico, lo que provocó la ira de los aficionados y del propio Pearce.
El último de los actos polémicos del jugador fué bajarse los pantalones y enseñar su trasero a la afición del Everton al marcar el gol del empate de su equipo en los últimos segundos del encuentro y por lo que fué sancionado por la Federación Inglesa a pagar 3000 euros por conducta inapropiada.
Pese a todo Barton sigue en el City erigiéndose como uno de los pilares del equipo y uno de sus jugadores franquicia. Su valua la demostró el sábado marcando un gol y repartiendo 2 asistencias de lujo a su compañero Bernardo Corradi que este agredeció bendiciendo al jugador con el banderín de corner cual Rey Arturo.

Nacido en Huyton hace 24 años y perteneciente a una familia muy desestructurada (su hermano fué acusado de asesinato y su primo estuvo encarcelado 2 años y medio), Barton se formó en las categorías inferiores del City debutando en el primer equipo en 2003, jugando un total de 7 encuentros esa campaña. A partir de la 03/04 se convirtió en un fijo en los esquemas de Keegan y Pearce llegando a disputar un total de 89 encuentros en los que ha marcado un total de 8 goles (6 de ellos la pasada campaña, su record anotador). En la presente temporada ya ha disputado 13 partidos (todos ellos al completo) y acumula 3 dianas.
Velocísimo y agresivo mediapunta al que podría compararse con su compatriota Joe Cole, Barton hace las delicias de la afición y de sus compañeros de juego con su estilo ofensivo, su visión de juego y su depurada técnica. Un jugador un tanto conflictivo que, de estabilizarse emocionalmente y disciplinarmente, podría llegar a ser un candidato a la internacionalidad de la selección inglesa (pese a que ya ha sido internacional en la sub-21) y a pertenecer a un grande inglés. Por el momento Barton es un "baby hooligan" que en ocasiones provoca más quebraderos de cabeza a su técnico que alegrías como la de la tarde del sábado.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home