martes, febrero 06, 2007

Este Lyon nos lo han cambiado

Sin duda este inicio de año se le está atragantando al Olympique de Lyon. Los de Houllier están atravesando por una peligrosa y sorprendente crisis de resultados, paradojicamente a lo que podía preveerse a principio de campaña después de 4 meses arrolladores tanto en la Ligue 1 como en la Champions League. Pocos entienden como un equipo llamado a ganar de calle en el campeonato francés y a postularse como uno de los equipos favoritos a disputarle la liga de campeones a Barça y Chelsea pueda haber entrado en un bache tan profundo de la noche a la mañana.

Los números cantan y la comparativa entre la primera mitad de esta 06/07 y el inicio de la segunda muestran un estremecedor abismo. En 18 jornadas de liga, el OL sumaba 16 victorias, 1 empate (en Gerland ante el Toulouse en la segunda jornada) y 1 derrota (1-0 en Rennes en la 12ª jornada). 9 victorias consecutivas (de la tercera jornada a la decimosegunda) y un bagaje de 39 goles a favor y 11 en contra hacían del Lyon un prematuro campeón de liga, más aún ante la ausencia de rival claro en el campeonato. Ni Olympique de Marsella, ni Lille parecían tener algun tipo de intención de acechar al cuadro de Houllier acumulando tropiezo tras tropiezo. El Lens hizo un atisbo de intenciones hasta que recibió la visita del Olympique, que le hizo un auténtico destrozo en el Félix Bollaert endosando un rotundo 0-4 que parecía finiquitar el torneo. Precisamente el OM y el Lille probaron de la misma "medicina" que el Lens y recibieron el mismo castigo, 4 goles (1-4 en el Velódrome y 4-1 en Gerland, respectivamente).

Europa es la gran asignatura pendiente del cuadro francés. La dolorosa eliminación en cuartos de final ante el Milan la pasada temporada se tornó en un refuerzo de espíritu y ganas para desquitarse y llegar a la final de Atenas dejando el traje de eterna revelación para tomar el de firme candidato. 4 victorias iniciales en un grupo asequible y dos empates postreros clasificaron al Olympique líder de grupo, elevando la cotización de este equipo.
Pero el cuento de hadas se ha convertido en un auténtico "thriller". En las últimas 5 jornadas de liga no ha logrado ninguna victoria acumulando 3 derrotas y 2 empates, 2 puntos de 15 posibles quedando el Lens (segundo) a 11 puntos, una distancia prudencialmente ámplia aunque no tan definitiva ni insalvable como sí parecía semanas atrás. Al explosivo y arrollador juego ofensivo se le ha acabado la gasolina, marcando solo 2 goles en estas 5 últimas jornadas. Peor pintaba la cosa cuando, en su visita al Olympique de Marsella en octavos de final de la Copa francesa y con 0-1 en el marcador desde el minuto 18, se veía remontado con 2 goles en los últimos 2 minutos de juego, quedando fulminantemente eliminado.

Muchos se preguntan qué le está pasando al Olympique. Las lesiones no se han cebado con el cuadro de Houllier. Fred sufrió un desgarro muscular en su pierna derecha y su larga baja estuvo bien cubierta por Carew y Benzema, quien lleva varias semanas fuera junto a Wiltord por molestias físicas. Alou Diarra estará 2 meses KO por una lesión muscular y Squillaci se lesionaba a finales de la pasada semana y estará cerca de 10 dias alejado de los terrenos de juego. Salvo este último caso, los principales pilares del equipo no han sido visitados por el "fantasma" de la lesión y los Coupet, Cris, Abidal, Tiago, Revéillere,Toulalan, Juninho y Malouda han estado presentes en las alineaciones del equipo de forma regular. El mercado de invierno traía dos nuevas caras que reforzaban al grupo. Milan Baros reemplazaba al noruego Carew, mientras que Fabio Santos llegaba para suplir a Diarra y reforzar el centro del campo.

Lo cierto es que esta máquina de hacer fútbol ha perdido "punch" en ataque y sus leves fallos defensivos se han acentuado, precisamente ante la escasez goleadora. El Lyon no ha sido capaz de mantener la puerta a cero en 14 de los 23 partidos de liga disputados y esa circumstancia delata y destapa una clara carencia. Cuando el equipo juega bien y marca goles (2'1 de promedio hasta la crisis de resultados) no importa encajar tantos. Cuando el grifo del gol se cierra (0'4 de promedio en los últimos 5 encuentros) la cosa cambia. Una nómina de defensas algo corta con suplentes de entidad menor como los centrales Müller y Caçapa y los jóvenes Clerc, Berthod y Benhamida podrían reprsentar un serio handicap para un equipo llamado al éxito.

Muchas son las hipótesis. La relajación de un equipo que se ve claramente superior en la liga francesa, la falta de motivación ante la falta de un rival o rivales que puedan hacerle un mínimo de sombra, la concentración exclusiva en llegar lo más lejos posible en la Champions, los continuos elogios de la prensa local e internacional, la relajación...lo cierto es que ni el mejor de los equipos puede dar nada por ganado en el mes de diciembre y pese al objetivo de altura de la liga de campeones y la justicia del reconocimiento futbolístico de los primeros meses de competición, el "caramelo" de la relajación es demasiado tentador y el esfuerzo debe centrarse en no caer en él una vez alcanzado el techo del buen fútbol y los buenos resultados.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger olhadolh said...

Efectivamente este Lyon esta irreconocible a nivel de resultados (de juego lo supongo no lo se) por ahi he leido que es un fruto de una mini temporada realizada en el paron de Navidad-Fin de año, han llenado el deposito de gasolina sabiendo que podian permitirse ir mas lentos en estos envites de enero.

1:10 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home