lunes, junio 26, 2006

Jugador de la Jornada 17 : Maniche

Nuno Ricardo Oliveira Ribeiro es el mejor jugador de la jornada 17. Y quién es este jugador?. Pues el que juega con el nombre de "Maniche" en su camiseta, en homenaje a Michael Maniche, la estrella danesa que jugó en el Benfica en la década de los 80.
Maniche fué el mejor del Portugal-Holanda hasta que se acabó el fútbol y empezó la guerrilla. Marcó un auténtico golazo marca de la casa, entrando desde la segunda línea, driblando dentro del área y fusilando con su potente disparo a Van der Sar. Además llevó el tempo del partido de forma prodigiosa, formando una tripleta de mucha clase con Costinha y Deco. Sus cambios de juego con largos desplazamientos perfectamente medidos a las botas de Figo y Cristiano Ronaldo (primero) o Simao (quien substituyó jugador del Manchester) habilitando la entrada por banda de los extremos sirvió para que el equipo pudiera abrir el juego y crear mayores quebraderos de cabeza a la frágil defensa holandesa. Se vació con continuas subidas al ataque que dieron épicas imágenes a pocos minutos del final y con la luz de reserva encendida en todos los depósitos de los portugueses, con un Maniche que encaraba puerta a la contra con endiablada velocidad impropia de la de un mediocentro que ha batallado gran parte del encuentro mermado de efectivos, en una noche de finales de junio auténticamente agónica por el calor y la humedad.
Maniche se crece con la selección. En esas épocas pasadas en las que el doble pivote reinaba en Europa, el tándem del Oporto y de la selección (Maniche-Costinha) se posicionaba como uno de los más cotizados debido a su elevada calidad que pocas formaciones podían igualar.
Tras un paso más que discreto por la liga rusa integrado en las filas del Dinamo de Moscú, José Mourinho le "rescató" del ostracismo y se lo llevó cedido al Chelsea donde pasó media temporada sin muchos minutos disponibles (tan solo jugó 8 partidos, 3 de ellos como titular). Parecía que el ex-jugador de Benfica y Oporto estaba condenado a perderse el Mundial o, en todo caso, a calentar banquillo tras una temporada para olvidar hasta que Scolari le llamó y le devolvió los galones del centro del campo portugués. Bien, más que devolvérselos, Maniche se los llevó puestos a la convocatoria mundialista, debido a que nunca ha perdido la confianza del técnico brasileño que le considera un pilar básico del juego luso. Y así es. Maniche es un jugador diferente. Su polivalencia y su capacidad de incorporación al ataque le convierten en un jugador que dificilmente se puede dejar de recurrir. Da muchísimo equilibrio al centro del campo, organiza bien el juego descongestionándolo y buscando espacios dando aire al equipo, posee un potente disparo que hace que la defensa deba estar en muchas ocasiones más pendiente de su figura merodeando la frontal del área rival que de la de los puntas, quienes en muchas ocasiones se aprovechan de dichas distracciones para realizar efectivos desmarques. Y, sobretodo, se suma al ataque con una facilidad pasmosa, trasnformándose en un delantero más e incrementando las opciones ofensivas del equipo que siempre puede recurrir a él para tratar de marcar dada su elevada eficacia de cara a puerta.
La eliminatoria de cuartos ante Inglaterra será una dura prueba para el medio de 28 años, que verá como sus compañeros en la medular, Costinha y Deco, verán el partido desde la grada. Pero nadie quiere pensar lo que podría suceder si los lusos alcanzan las semifinales recuperando efectivos. Scolari avisa, Portugal aspira a todo.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home