sábado, abril 29, 2006

Se encienden las luces de alarma en la selección inglesa

El encuentro de hoy en Stamford Bridge ha dejado serias secuelas a dos de los pesos pesados de la selección inglesa. John Terry sufría un encontronazo con Wayne Rooney y su rodilla derecha se resentía con fuertes dolores que no le impidieron finalizar el encuentro pese a vérsele severamente dañado, cojeando en algunas fases del partido.
Peor parado salía Rooney minutos después. El protagonista de la acción que lesionaba al central del Chelsea veía como en una acción con Ferreira era él la víctima de una nueva lesión, esta vez en su pie derecho, el mismo que se fracturara en la Eurocopa de 2004. Los síntomas de dolor en el rostro de Rooney eran más que evidentes, así como la preocupación con la que dos de sus rivales en el día de hoy pero compañeros de selección, Lampard y Terry, observaban como era retirado del terreno de juego aplaudiendo su salida juntamente a los casi 40.000 espectadores del Chelsea que, por un momento, pensaron en clave de selección y vieron como uno de sus jugadores referencia podría perderse la importante cita mundialista. José Mourinho trató de tranquilizar a los aficionados ingleses en la rueda de prensa, declarando que tal y como le habían informado, la lesión no sería problema para el Mundial. Alex Fergusson por su parte trató de ser más prudente, evitando hacer ningún tipo de predicción hasta que no se confirmara el grado de lesión tras las pruebas que se le realizarán esta misma tarde.
La preocupación en el seno de la selección se agrava más aún, puesto que el substituto de Rooney en el ataque inglés, Michael Owen, acaba de salir recientemente de una fractura en uno de los dedos de su pié derecho que le han apartado de los terrenos de juego casi 4 meses y que le harán afrontar el mundial fuera de forma. Sol Campbell es otro jugador que llegará al mundial fuera de forma, tras estar en el dique seco varias semanas debido a una fractura en la nariz y a los problemas de disciplina que tuvo con su técnico, Arsene Wenger.
Otro de los titulares en el equipo de Eriksson, Ashley Cole, ha estado lesionado prácticamente toda la temporada y su puesta a punto de cara al Mundial parece más que complicada, peligrando mucho su inclusión en la lista. Por último Gary Neville arrastra problemas físicos agravados en el partido de hoy que agudizarán aún más los quebraderos de cabeza del entrenador sueco, a pocos dias de elaborar la lista de pre-seleccionados para el Mundial.
Inglaterra es una de las selecciones llamadas a disputarle la victoria final a la gran favorita, Brasil, dada la gran calidad que atesoran sus filas, en las que se encuentran nombres como los de Gerrard, Lampard, Joe Cole, Ferdinand, Beckham o los mencionados Rooney, Owen, Terry y Ashley Cole, y en la que no deben aparecer contratiempos en forma de lesión si el equipo de los tres leones quiere poder llegar lo más lejos posible en el mayor de los acontecimientos deportivos tan solo superado por los Juegos Olímpicos.

Foto : bbc.co.uk

1 Comments:

Blogger hoeman said...

Parece que les ha mirado un tuerto. Tanto Terry como Rooney son 2 jugadores claves en la selección inglesa. A ver que pasa.

7:07 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home