miércoles, agosto 08, 2007

Aquellos maravillosos años

Diez años se han cumplido desde la conquista de la primera Champions League por parte del Borussia Dortmund en la final disputada en Múnich ante la Juventus. Lo que parecía el inicio de una larga trayectoria plagada de éxitos se tornó en un estancamiento salpicado, únicamente, por la victoria en la Bundesliga 2001/02 y la final de la UEFA de esa misma temporada, en la que los alemanes cayeron frente al Feyenoord en la final disputada precisamente en Rotterdam.
Tras los títulos de liga de las campañas 94/95 y 95/96, el Borussia se ha visto incapaz de pasar del tercer puesto en Bundesliga (a excepción de la victoria en 2001/02). Especialmente sangrantes fueron el décimo puesto de la temporada 97/98 y el decimoprimero de la 99/00. Las últimas cuatro temporadas no han sido mucho mejores que estas dos citadas. Los "millonarios" finalizaban sextos el campeonato en 03/04, séptimos en 04/05 y 05/06 y novenos en la pasada temporada, ciertamente aciaga, en la que se llegó a sufrir por eludir los puestos de descenso a segunda división.

Lejos queda la presencia del Borussia en las eliminatorias finales de la Liga de Campeones. Lejos quedan aquellos duelos ante el Bayern en Bundesliga. Lejos queda aquel equipo Campeón del Mundo (título logrado ante el Cruzeiro en la final de la Intercontinental de 1997) liderado por el actual técnico del Bayern, Ottmar Hitzfeld, con jugadores como el balón de oro Matthias Sammer, Andreas Möller, Jürgen Kohler, Paulo Sousa, Stéphane Chapuisat o Jörg Heinrich.
Solamente uno de los integrantes de aquella mágica generación de futbolistas permanece en la plantilla actual. Se trata de Lars Ricken, uno de los goleadores en la final de la Champions de 1997, quien a sus 31 años afronta su decimocuarta temporada como miembro del primer equipo del club de Dortmund.
Y qué puede esperarse del Borussia esta temporada?. Será capaz el equipo del estado de Renania del Norte-Westfalia de volver a brillar, tal y como hizo una década atrás?. Será capaz de volver a competir en Europa?. Sin duda no lo tendrá nada fácil y, a priori, luchar por una plaza en la próxima edición de la UEFA se debería plantear como un reto y como el mayor de los objetivos a alcanzar.


Bajo el mando del técnico alemán Thomas Doll, el ex-entrenador del Hamburgo, llegado en febrero de este mismo año para reflotar al equipo hundido en la zona baja de la tabla, el Borussia ha perdido mucho potencial respecto a la plantilla de la pasada temporada.
Dos de sus mejores jugadores, el mediapunta surafricano Steven Pienaar y el joven talento turco Nuri Sahin, han sido cedidos en dos operaciones ciertamente sorprendentes.
El primero militará en el Everton mientras que el segundo lo hará en el Feyenoord. Además, uno de los pilares del equipo, el central internacional Christoph Metzelder, recalaba gratis en el Real Madrid al finalizar contrato. El delantero ghanés Matthew Amoah partía rumbo al NAC Breda holandés en la última de las bajas relevantes de un equipo que no se ha reforzado del todo mal pese a la momentanea y voluntaria pérdida de Pienaar y Sahin.
Diego Klimowicz llegaba de Wolfsburg por 1'5 millones de euros. El carrilero diestro polaco Jakub Blaszczykowski, "Kuba", aterrizaba del Wisla Cracovia por 2'8 millones de euros mientras que el mediapunta croata Mladen Petric se convertía en el fichaje estrella del equipo, al pagarse por él 3'5 millones al Basilea suízo.
Las llegadas a coste cero del mediapunta de 28 años Giovanni Federico (Karlsruher) y del central croata Robert Kovac (33 años, procedente de la Juventus), así como la contratación del guardameta Marc Ziegler (31 años, procedente del Saarbrücken) y la vuelta del delantero surafricano Delron Buckley, cedido la pasada campaña al Basilea, completaban el capítulo de incorporaciones.

Thomas Doll tiene ante sí a una plantilla de mínimas garantías como para salir del ostracismo al que se ha visto condenado el club que, además, arrastra una terrible crisis económica que le impide ser tan competitivo como los clubs cabeceros de la liga, Bayern, Werder, Schalke y en menor medida Stuttgart.
Hasta 8 futbolistas presentes en el actual primer equipo proceden de la cantera, un auténtico pulmón que ha permitido nutrir al plantel ante la escasez de recursos económicos.
Las posibilidades son muchas en una plantilla de calidad homogenea, bien dotada de futbolistas físicos y con sensibles carencias técnicas, más aún tras la marcha de Pienaar y Sahin.
Roman Weidenfeller será el guardameta titular. El suízo Philipp Degen formará como lateral diestro titular y el brasileño Dedé (décima temporada en el club) lo hará en el izquierdo.
El eje de la defensa debería contar el veterano Christian Wörns (35 años) y el canterano Markus Brzenska (23 años, 1'94 m.), que la pasada temporada tuvo una destacada presencia como titular. Robert Kovac y los jóvenes Martin Amedick (24 años, 1'94 m.) y Uwe Hünemeier (18 años, 1'88 m.) son las alternativas en un centro de la defensa de mucha altura.
Tres jugadores tienen plaza fija en el centro del campo. El brasileño Tinga y los alemanes Florian Kringe y Mark-André Kruska, en una medular a la que le falta gol, uno de los factores clave en la mala temporada que el equipo vivió el pasado año (solo 41 goles en 34 partidos). Mladen Petric será el teórico cuarto hombre en el centro del campo, tratando de aportar el siempre tan preciado gol procedente de la segunda línea. La pasada temporada logró 19 tantos con el Basilea jugando en una posición más delantada de la que teóricamente jugará en Dortmund. El internacional Sebastian Kehl (que se perdió gran parte de la pasada temporada por lesión), el alemán de orígen inglés Daniel Gordon y el volante Kuba son otras posibles alternativas para la zona media de juego.


Por delante Thomas Doll cuenta con una nutrida representación de delanteros que le permitirá realizar numerosos cambios en función del acierto de cara a puerta de cada uno de ellos. Los hipotéticos titulares deberían ser Klimowicz y Alexander Frei, una dupla que podría entenderse bien, jugando el argentino de espaldas a puerta y el suízo como segunda punta entrando por velocidad y aprovechándose de los espacios abiertos y los balones servidos por el argentino. El paraguayo Nelson Valdez y el polaco Ebi Smolarek quedarán en la recámara, con Buckley (si no es de nuevo cedido) y el joven Sebastian Tyrala (que podría ocupar una posición más retrasada, como mediapunta) serán las alternativas a manejar en caso de "sequía goleadora".
El Borussia debe ganar en gol y pulir su defensa (pese a ser el séptimo equipo menos goleado de la pasada Bundesliga). Los mediocampistas deberán estar muy atentos a las coberturas en banda con las frecuentes subidas de Degen y Dedé, perfectos complementos en ataque. La velocidad de los delanteros rivales será un factor a controlar por los centrales, muy físicos, altos pero lentos. Weidenfeller deber ganar en seguridad, especialmente por alto, y los delanteros deben quitar responsabilidad en el gol a Frei, que el año pasado logró 16 goles, por 9 de Smolarek y 4 de Tinga. En las botas de los jugadores de la actual plantilla está el llevar al Borussia, de nuevo, al esplendor del pasado. El fútbol alemán y continental necesitan de un Borussia Dortmund pletórico y no renqueante. El prestigio de la Bundesliga va muy ligado a la actuación del equipo de Westfalia, auténtico termómetro del estado del fútbol del país.

fotos plantilla, doll, petric y klimowicz : borussia-dortmund.com
foto celebración Champions League 1997 : die-kirsche.com

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Blogger Lobo said...

A Tyrala le deberian dar mucho mas protagonismo y a Klimowicz (33 años)le deben quedar los goles justos en la recamara. La cesion de Sahin es incomprensible.

4:40 p. m.  
Anonymous Luisi said...

Incomprensible lo de ceder a Sahín.

Vale que sea aún bastante jóven (es del 88)... pero se supone que ya ha jugado unos cuantos partidos en la Bundesliga como para saber de que va... y no creo que haya un jugador en la plantilla que reparta juego como él.

Si las circunstancias no se lo impiden creo que podríamos estar hablando del "Iniesta turco".

Saludos y magnífico análisis.

6:23 p. m.  
Anonymous Sergio Cortina said...

Yo creo que el Dortmund está al menos para UEFA pero la Bundesliga es muy dura y hay unos cuantos equipos de su mismo nivel, Herta por ejemplo, y otros como Hamburgo (de mas nivel)que se lo van a poner difícil.

Frei es buen jugador y Dede siempre ha sido muy fino pero les falta calidad. Al menos la camiseta actuel es más bonita que la de ls ultimos años.

Un saludo!

http://sergiocortina.wordpress.com/

1:05 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home