jueves, diciembre 14, 2006

La hora "M"

La liga inglesa vive un emocionante duelo por el título entre Chelsea y Manchester United y todo apunta a que esta lucha se consolidará hasta el final del campeonato visto el excelente momento de forma de ambas escuadras que se resisten a dar un mínimo respiro al rival.

Después de 17 jornadas el Manchester United es líder con 14 victorias, 2 empates y una sola derrota (0-1 ante el Arsenal en Old Trafford en la quinta jornada). Es el equipo más goleador (38 goles) y el menos goleado (9, empatado con el Chelsea). Por su parte los de Mourinho han marcado 11 goles menos que los red devils y suman un empate y una derrota más que el Manchester (2-1 en la segunda jornada en Middlesbrough y 2-1 en casa del Tottenham).

Pero la buena marcha del equipo de Alex Fergusson dista mucho de la actuación de la pasada temporada, donde pese a finalizar subcampeones no mostraron una buena imagen y dejaron via libre de forma prematura a los blues en la consecución del título. La marcha de Roy Keane a principios de campaña y la larga lesión de Paul Scholes dejaron un hueco excesivamente grande en el centro del campo y en el vestuario y el equipo lo notó enormemente, bajando su rendimiento y andando un tanto "perdido" a nivel táctico sin dos de los referentes de los mancunianos en los últimos años. Pero la enorme calidad de la nómina de delanteros "salvó la papeleta" y permitió que el United se clasificara para Liga de Campeones, aunque la oposición del resto de equipos no fué excesivamente agobiante. Los de Manchester marcaron 72 tantos siendo los máximos realizadores del campeonato empatados con el Chelsea. Pero en contraposición acabaron recibiendo 34, el peor registro de los 4 primeros clasificados de la Premier, lo que demuestra la ligera falta de rumbo que siguió un equipo que se encomendó a las bondades futbolísticas de Rooney, Van Nistelrooy, Cristiano Ronaldo y Louis Saha.

El mercado ofreció una nutrida fuente de rumorología acerca de una incorporación que supliera la ausencia de Keane en la medular. Multitud de nombres salieron a la palestra pero, finalmente, fué el jugador del Tottenham Michael Carrick el elegido para ocupar esa vacante que tantos quebraderos de cabeza provocó a Alex Ferguson durante toda la pasada temporada. 27'5 millones de euros fueron necesarios para que el internacional inglés vistiera la camiseta roja del United, la única incorporación de un mercado estival que vió como el principal referente de la delantera, el holandés Ruud Van Nistelrooy, dejaba Old Trafford para fichar por el Madrid. A priori, el Manchester solucionaba sus problemas en el centro del campo pero por contra se le complicaban las cosas en punta con el traspaso de su hombre goleador. Pero a la práctica no parece que ni la llegada de Carrick haya solventado en exceso las carencias en su demarcación mientras que la venta de Ruud parece haber sido un bálsamo para un vestuario que vivía en tensión ante el enfrentamiento (uno más) entre el holandés y Ferguson. Michael Carrick ha disputado un total de 19 partidos (2 como suplente) en el global de competiciones y aunque su presencia en el terreno de juego no ha destacado especialmente, ha dado cierto equilibrio y sentido al centro del campo. Con poco con lo que se alimentara a la medular el equipo debía responder favorablemente y así ha resultado. Mientras tanto Louis Saha tomaba el relevo de Van Nistelrooy en punta, escudado por Rooney y Cristiano Ronaldo (que solventaban sus diferencias acaecidas en el Mundial). La delantera perdía un punto de calidad pero ha seguido rindiendo a un extraordinario nivel. Saha y Rooney suman 8 goles, mientras que Cristiano Ronaldo suma 6, lo que demuestra la increíble efectividad y el altísimo rendimiento de la línea ofensiva del United, auténtica punta de lanza del equipo.

Los red devils siguen elaborando un juego netamente ofensivo, vistoso (especialmente en casa) y rápido apoyándose mucho en las bandas. Pero quizás uno de los éxitos de este equipo, calidad individual al márgen, radica en las famosas rotaciones y en que pocos jugadores tengan un lugar fijo en el once. Van der Saar, Ferdinand, Scholes, Carrick y la tripleta de delanteros son los más usados por Ferguson, aunque el resto de jugadores se reparte casi de forma milimetrica los minutos en el terreno de juego. Evra y Heinze se relevan constantemente en el lateral izquierdo. Neville y Silvestre alternan en el derecho, aunque el francés ha sido usado además de central y medio centro. Brown y Vidic se alternan en el eje de la defensa mientras que O'Shea y Fletcher han sido usados en numerosas ocasiones como complemento de Scholes y Carrick en el centro del campo. Por delante Solsjkaer, Giggs (que ha llegado a formar en el centro del campo con mucho acierto) y Richardson compaginan titularidades con suplencias mientras que Park no está disponiendo de los minutos que tuviera la pasada campaña aunque también es un jugador que cuenta con presencia en el 11 aunque sea saliendo desde el banquillo.

El 4-3-3 funciona. Van der Sar muestra seguridad bajo palos y a sus 36 años rinde a un buen nivel. Evra está explosivo por banda izquierda y sus numerosas subidas apoyan a Rooney o Giggs cuando estos se vuelcan a la izquierda. Scholes vuelve progresivamente a coger ritmo tras muchos meses en el dique seco. Saha está en plena racha goleadora y no parece acusar su larga suplencia a la sombra de Van Nistelrooy. Rooney da fuerza, entrega, trabajo y gol mientras que Cristiano Ronaldo está en un momento de forma estelar, desbordando por banda derecha y encontrándose con el gol en una proporción mayor que la habitual. Y cuando las cosas vienen de cara hasta jugadores veteranos como Giggs o Solsjkaer viven segundas juventudes. El galés ha jugado 16 encuentros (15 como titular) y ha marcado 3 goles mientras que el noruego, de vuelta al equipo tras un año en blanco por lesión, acumula 6 goles en 14 encuentros (5 como titular). La guinda del pastel la pone Henrik Larsson, que llega cedido a Old Trafford por pocos meses para acabar de completar la plantilla ante la reciente "mini-plaga" de lesiones que afecta a varios jugadores del equipo. El sueco promete gol en caso de ser necesitado.

Logrará resistir la presión y romper con la hegemonía del Chelsea en la Premier?. Logrará llegar lejos en la liga de campeones?. Volverá a ser el Manchester aquel campeón de Europa que se paseó por la liga inglesa y deslumbró en el continente?.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger olhadolh said...

De momento ya han presentado su candidatura al titulo, algo que erroneamente pensaba que le corresponderia al Arsenal. Sigo pensando que el Chelsea es el maximo favorito y el United tarde o temprano caera. Vamos a ver primero como salen de las freneticas jornadas entre navidad y reyes (algo que se deberia exportar a la liga española) y despues ya a un ritmo mas "normal" las jornadas antes de las eliminatorias de la Champions. No veo al Manchester con capacidad para alternar las 2 competiciones (No digamos ya si se empeñan en la CUP tambien), aunque el Lille parece (desconozco por completo a este equipo) un chollo, despues teoricamente vendran los huesos. Pero ojala me equivoque, a ver si a Mou se le bajan los humos.

2:11 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home