domingo, noviembre 05, 2006

El protagonista : Dirk Kuyt

Se dió un respiro el Liverpool sumando su tercer triunfo consecutivo (2 de liga y 1 de Champions) a costa de un Reading que vió como, progresivamente, el Liverpool empieza a romper sus carencias ofensivas. El artífice del "lavado de cara" goleador fué en esta ocasión el fichaje estrella del equipo de Anfield esta temporada.
Rafa Benítez parece haber encontrado la pareja ideal en punta para los reds. Tras muchas provaturas, tras múltiples combinaciones, tras redibujar una y otra vez el esquema táctico...el doblete goleador de Dirk Kuyt y la buena sintonía con el gigante Peter Crouch hacen que el Liverpool empiece a dejar claras sus intenciones en cuanto al juego de ataque se refiere.
Kuyt sumaba su cuarto gol en Premier en el minuto 14 de juego, tras finalizar una excelente combinación iniciada por Gerrard con un pase largo que Crouch cabeceaba asisitiendo a la entrada del holandés, quien a puerta practicamente vacía ponía el 1-0 en el marcador.
Y el quinto gol en liga llegaba en el segundo tiempo, con un gol de pícaro delantero oportunista haciéndose con una mala atajada del meta del Reading, Hahnemann, tras un saque de esquina cabeceado, de nuevo, por el "robot" Crouch. Con un semiacrobático remate con la zurda, Kuyt establecía el definitivo 2-0 en el 73' y tranquilizaba a la afición del Liverpool que ve como su equipo asciende poco a poco en la tabla tras el decepcionante inicio de campaña de los de Rafa Benítez.
Todos esperaban que el ex jugador del Feyenoord se adaptara rápidamente al juego inglés y explotara todas su virtudes goleadoras, que son muchas tras lo experimentado en la Eredivisie. Después de realizar un mal mundial con su selección y fracasar en la apuesta personal de Marco Van Basten que dejó fuera de la lista a otro goleador de prestigio como Roy Makaay, Kuyt aterrizaba en Anfield por 18 millones de euros en los dias finales previos al cierre del mercado de fichajes.
Sin gozar de muchas oportunidades en las semanas iniciales en la plantilla, Kuyt vió como hombres como Fowler, Bellamy o Crouch se adelantaban en las preferencias del técnico español. Poco a poco Kuyt fué haciéndose un hueco en el ataque del Liverpool pero no acababa de cumplir con su papel como goleador y los minutos corrían de forma preocupante sin que el holandés dara cumplida cuenta de su potencial ofensivo.
El tercer gol en las últimas dos jornadas parece demostrar que el delantero de 26 años empieza a ponerse a punto en la Premier aunque no acabe de estar del todo inspirado en la liga de campeones, donde aún no se ha estrenado esta campaña.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home