sábado, junio 10, 2006

Diario de un Mundial (I)

Por fin se inició el Mundial!. Y la primera jornada de competición no pudo ser ofrecer mayor espectáculo.
Alemania abría el fuego del campeonato en el siempre peligrosísimo partido inaugural. Al final supo quitarse de encima al fantasma de la sorpresa y venció por un abultado 4 a 2 (el mayor resultado producido en el partido inaugural de un mundial) que, por un lado sirvió a los de Klinsmann para respirar aliviados tras un partido en el que los "grandes" han ido cayendo con estrépito en reitaradas ocasiones (la última de ellas protagonizada por Francia que vió como la debutante Senegal les vencía en el partido de apertura del mundial de Corea y Japón), pero que por el otro dejó entrever algunas carencias del equipo germano que pueden pasarle factura en un futuro reciente. Costa Rica es una de las selecciones más débiles del campeonato, y dejarse encajar 2 goles por un equipo de similares características da motivos a pensar que algo no funciona bien. La adelantada defensa que plantearon los alemanes trajo de cabeza al equipo ante los contraataques costaricenses llevados a cabo por un inspiradísimo Wanchope que ni en el mejor de sus sueños hubiera soñado ser, a dia de hoy, el máximo goleador del Mundial (empatado con Klose). Por contra el ataque alemán estuvo inmenso, con un Klose que entrega credenciales para hacerse con el "pichichi" y un Schweinsteiger que se subió al equipo a la espalda y elaboró un fútbol de auténtica maravilla. El jugador del Bayern fué el mejor del partido y, de no ser por el prestigio de Ballack, le robaría el puesto al reciente fichaje del Chelsea sin lugar a dudas. Alemania ya tiene recambio de futuro para la estrella del equipo alemán que ayer no jugó de salida por molestias en los abductores de su pierna derecha.
Cabe destacar la enorme labor de Lahm, que ayer recorrió muchos quilómetros por la banda izquierda de la que se adueñó sin oposición alguna. Además firmó un auténtico golazo que tiene vistas de ser de los mejores de todo el Mundial. Cabe destacar también la buena labor de Borowski en la medular y la pequeña decepción que supuso el juego de Podolski, de quien se esperaba más. Le salva la estadística y el que sea casi imposible que en un mismo partido todos los jugadores ofensivos rindan al máximo. Ayer fué el dia de Klose. Quizás mañana sea el turno de Podolski. Por último se ha de resaltar el tremendo gol que elaboró la selección de Costa Rica (el segundo de su cuenta particular) en el que el esférico se movió de área a área con 5 pases al primere toque y una combinación de paredes totalmente efectiva, que dejaron a Wanchope solo ante la salida de Lehmann (por segunda vez en el encuentro) aprovechándose de la mala coordinación de la línea defensiva alemana, que no supo contener al fuera de juego los avances de los centroamericanos. Otro gol a guardar en la memoria final de este Mundial.
Ecuador y Polonia cerraban los partidos del grupo A en un encuentro en el que se jugaban algo más que la moral de obtener los 3 primeros puntos del campeonato. Pese a ser el primero, el de ayer era el partido más importante y decisivo de ambas selecciones. Ante una Alemania que se reserva el papel de favorito y que tiene la clasificación casi asegurada, Ecuatorianos y Polacos se jugaban el rol de segundos de grupo en un cruce que acabó en sorpresa. Ecuador venció a Polonia con un magistral planteamiento táctico que dejó desquiciados a los polacos que veian impotentes como los sudamericanos tejían una red defensiva infranqueable a la que acompañó una gran efectividad de cara a puerta de los hombres de Luis Suárez, que tienen pie y medio en octavos. Ecuador derrochó poderío físico y vió como además la suerte se ponía de su lado con dos balones estrellados en el poste de la portería de Mora que evitaron que Polonia saldara el encuentro con, como mínimo, un punto en su haber. Krzynoweck trató de canalizar el juego del equipo con un Smolarek demasiado ansioso ante la imposibilidad de perforar el muro defensivo ecuatoriano, mal asistido por su compañero en ataque, el jugador del Celtic Zurawski, que estuvo muy disperso. Además la línea defensiva polaca se mostró demasiado nerviosa y mal sincronizada, con continuos problemas de contención de los potentes delanteros de Ecuador que rompieron por velocidad. Una victoria ante Costa Rica dará pasaporte a octavos a una selección que ayer logró la segunda victoria en una fase final de un campeonato del mundo ante el delirio de los escasos seguidores ecuatorianos rodeados de decenas de miles de polacos, que vieron impasibles como se les acorta su presencia en Alemania 2006.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home