sábado, marzo 03, 2007

El muerto resucita

No hay duda. Lo que le hacía falta al Hamburgo era un cambio de entrenador. Y es que desde la salida de Thomas Doll el equipo es otro.
Quien llevara a luchar al equipo por la Bundesliga del pasado año vió como, pocos meses después, caía estrepitósamente al fondo de la tabla. Hasta la marcha de Doll el Hamburgo había ganado 1 solo partido de 20 jugados. 12 empates y 6 derrotas completaban un lamentable casillero que colocaba al equipo del norte de Alemania en zona de descenso y unas perspectivas de salvación ciertamente complicadas. 18 goles a favor y 24 en contra (datos Bundesliga), eliminados a las primeras de cambio de la DFB Pokal (Copa alemana) por el Stuttgarter Kickers, cláramente humillados en su grupo de liga de campeones (1 sola victoria y 5 derrotas) y con una afición enfrentada a sus jugadores eran la más clara evidencia que algo fallaba en la maquinaria de un equipo plagado de figuras que aspiraba a luchar por el campeonato y a hacer un buen papel en la Champions.


La directiva del Hamburgo dió repetidos votos de confianza al joven técnico alemán pero el crédito se agotó y con el equipo asomado peligrosamente a segunda división no quedó más remedio que abrir la puerta de salida del club a Doll y contratar a un técnico que tratara de reflotar al grupo.
El holandés Huub Stevens era el encargado de tomar las riendas del Hamburgo. A sus espaldas más de 14 años como entrenador en su país natal (5 temporadas en el Roda) y especialmente en Alemania, con una contrastada experiencia en Bundesliga (7 temporadas en el Schalke 04, 1 en el Hertha y 1 en el Colonia), ganando 2 DFB Pokal y 1 UEFA en 1997 con el equipo de Gelsenkirchen.
El primer partido en el banquillo del Hamburgo rompía el famoso dicho de "entrenador nuevo, victoria segura". Derrota 2-1 en el campo del Hertha en el último minuto de partido merced a un golazo del brasileño Mineiro. Pero el equipo mostró buenas maneras y se empezaba a vislumbrar un cambio en su juego.
El calendario no le era nada propicio al Hamburgo que recibía una semana más tarde al siempre peligroso Borussia Dortmund. Pero el equipo se rehizo de una forma exultante logrando un 3-0 que dejaba boquiabiertos a propios y extraños. Este equipo no era el mismo de las 20 primeras jornadas. Atrás quedaban las dudas, la falta de gol, de creación, los problemas defensivos. Una goleada que daba alas para visitar al Werder Bremen en un histórico derby que los de Stevens se adjudicaron por 0-2. El milagro se iba obrando poco a poco y el Hamburgo empezaba a acariciar la zona de salvación, entrando de lleno gracias a la tercera victoria consecutiva, esta vez ante un rival más asequible que sus predecesores pero directo en la lucha por eludir el descenso. El Hamburgo derrotaba al Eintracht de Frankfurt por 3-1 y se preparaba para un reto aún mayor, visitar al líder de la Bundesliga, el Schalke 04 en el siempre duro Veltins Arena.

El Schalke no atraviesa por una buena situación. 1 punto de 6 posibles y derrotado por primera vez en lo que va de temporada en su casa (0-1 ante el Bayer Leverkusen la pasada jornada). Y el Hamburgo ha hundido un poquito más al cuadro de Mirko Slomka venciendo en la tarde de ayer por 0-2 y colocándose en mitad de la tabla (pese a tener un partido más que sus rivales). Van der Vaart y el delantero croata recién llegado del CSKA Ivica Olic (que han logrado 7 de los 10 goles marcados por el equipo en las 4 victorias consecutivas) firmaban 3 puntos más para un Hamburgo lanzado en la clasificación.
A falta de 10 jornadas para el final de la competición se ha pasado del desastre absoluto y de mirar abajo con preocupación y resignación a retomar la ilusión de la pasada temporada, a volver a soñar con pequeños logros (como alcanzar una plaza europea) y a volver a sentirse un "grande" que no merecía, en absoluto, estar en la situación en la que se encontraba. Por el bien del fútbol el Hamburgo resucita.

Etiquetas: ,

4 Comments:

Blogger Richi said...

es que como no queden en UEFA, todos los cracks que tiene.. no me extrañaria nada que se fuesen (Rafa Van der Vaart, Kompany, De Jong..)

Enserio, más le vale entrar en Europa, porqué como no se espavilen se les van todos los jugadores.

Salu2!

4:01 a. m.  
Blogger César "footgol" said...

Sí, no creo que Van der Vaart dure mucho en el Hamburgo entre el equipo o no en Europa. Me huele que si Cesc se va del Arsenal veamos al holandés vestido con la camiseta de los "gunners".

11:37 a. m.  
Anonymous Luisi said...

Y Kompany tiene toda la pinta de ser el próximo lateral derecho del Barça...

1:07 p. m.  
Blogger César "footgol" said...

No creo que Kompany venga al barça (aunque sonó hace pocos años) y menos para jugar de lateral. Por lo que tengo entendido Abidal es la primera opción. Además el belga no lo está haciendo nada bien este año, aunque es muy joven y acabará cuajando en la Bundesliga.

1:07 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home