martes, noviembre 28, 2006

El Scanner : Schalke 04

El Schalke 04 es el actual y relativamente sorprendente líder de la Bundesliga. El equipo de Gelsenkirchen es, a dia de hoy y trascurridas 14 jornadas de campeonato liguero en Alemania, el club que más puntos ha sumado en una de las Bundesligas más igualadas de los últimos años. Ni el más sólido dominador del fútbol teutón en la última década (el Bayern), ni uno de los equipos que mejor fútbol elaboran en Europa (el Werder Bremen), ni uno de los equipos con mayor presupuesto del país (el Borussia Dortmund) han sido capaces de llegar a la actual fecha comandando la tabla como sí ha hecho el Schalke.

Entrenado por el "joven" Mirko Slomka (39 años) que cumple su primera campaña como técnico tras 2 como segundo entrenador, el Schalke no es el más claro ejemplo de equipo de juego elegante y vistoso, basando su estilo en un fútbol de fuerza y garra, defensivo y volcado al contraataque, confiando a ciegas en el olfato goleador de sus dos puntas, responsables del plano goleador. 14 encuentros jugados con un registro de 9 victorias, 2 empates (ante Eintracht y Bayern, ambos en casa) y 3 derrotas (las 3 fuera, 2-0 ante el Hertha, 3-1 ante el Bayer Leverkusen y 3-0 ante el Stuttgart) son su bagaje en este primer tercio de temporada. Es precisamente en los encuentros en los que el rival ha marcado primero los que el Schalke ha caído derrotado con lo que se demuestra estadísticamente la extrema dificultad que tiene el equipo de Slomka para la construcción del juego y el tener que asumir la posesión del balón para crear ocasiones. Podría asemejarse mucho la situación del equipo alemán con la de equipos como el Real Madrid o el Chelsea, buenos defensores, con buenos delanteros, que rehúyen la organización y prefieren esperar y salir a la contra basando su éxito en la inspiración de sus delanteros en las escasas ocasiones que se les presenta en un partido. El Schalke es el tercer equipo menos goleado de la Bundesliga con 16 goles (por detrás de Wolfsburgo y Nüremberg), aunque es el menos goleado de los 6 primeros clasificados. Por otro lado es el cuarto equipo más goleador con 25 goles.

Comenzaba la temporada el equipo de Gelsenkirchen con una importante baja, la del danés Christian Poulsen que dejaba un tanto huérfana la medular del equipo tras su marcha a Sevilla. El hueco en el centro del campo no era rellenado por ninguna nueva cara pero sí se potenciaba la nómina de delanteros con la llegada de otro danés, el ex-Rangers Peter Lovenkrands y el turco Halil Altintop procedente del Kaiserslautern. Mathias Abel llegaba del Mainz para reforzar la demarcación de lateral derecho y completaba el apartado de fichajes, todos ellos llegados con la carta de libertad bajo el brazo. Slomka confiaba en el núcleo de la plantilla de la pasada temporada, un grupo veterano y experimentado y parece que la apuesta no está saliéndole nada mal.

Frank Rost (33 años) es el titular bajo palos aunque el joven Manuel Neuer (20 años) está entrando en las alineaciones con relativa frecuencia en las últimas fechas.
La línea defensiva tiene al italobrasileño Marcelo Bordón (30 años) y al serbio Mladen Krstajic (32 años) como centrales titulares, mientras que el uruguayo Darío Rodríguez (32 años) acostumbra a ocupar la demarcación de lateral zurdo. El internacional sub-21 Rafinha rompe la elevada media de edad de la citada línea y, junto a Rodríguez, aportan velocidad y continuadas incorporaciones en ataque. Dependiendo del encuentro Slomka ha llegado a jugar con 5 defensas, como en Stuttgart, aunque el experimento no le salió bien y pese a incorporar al joven canterano Sebastian Boenisch (19 años) como tercer central el Schalke recibió un contundente 3-0. Christian Pander (20 años) es el recambio de Rodríguez en el lateral izquierdo.
La medular la componen el ex-Werder Fabian Ernst (27 años) y el bosnio Zlatan Bajramovic (el substituto de Poulsen en la demarcación de medio centro esta temporada), que se encargan de labores de recuperación y son los hombres trabajadores del centro del campo. El georgiano Levan Kobiashvili (29 años) forma en la banda izquierda del equipo, mientras que el brasileño de 27 años Lincoln (a mi juicio el jugador con más clase y el hombre franquicia del equipo) completa el equipo haciendo de enganche con la línea delantera y dando la calidad y la visión de juego necesarias en un equipo de muchos excesos en este aspecto. Las alternativas en el centro del campo son muy escasas, siendo el turco Hamit Altintop (interior diestro hermano gemelo del delantero Halil), el canterano de 18 años Mesut Özil y el anteriormente mencionado Sebastian Boenisch los recambios a los titulares.
Por delante destacan 3 nombres. Halil Altintop (23 años), llegado este verano del Kaiserslautern y que suma 6 dianas en Bundesliga, Kevin Kuranyi (24 años, junto a Lincoln y Altintop, el otro hombre de referencia del Schalke) que lleva 4 goles y el danés Peter Lovenkrands (26 años), un eléctrico jugador perfecto para el estilo de contraataque dibujado por Slomka que suma 2 goles en Bundesliga. La baja de Lincoln por lesión ha cambiado los esquemas de Mirko Slomka, que ha pasado del 4-4-2 al 4-3-3 con los 3 delanteros citados como titulares. Una vez recuperado Lincoln, Lovenkrands tiene todos los números de regresar al banquillo. Otro danés, el ex-Brondby Soren Larsen (25 años), es la alternativa a los arietes del equipo, un jugador más lento que los mencionados anteriormente pero que va muy bien de cabeza y puede armar mejor a la defensa jugando de espaldas a la portería, funciones que actualmente le dejan fuera de la titularidad al no cumplir con los requisitos tácticos del equipo. El ex-mundialista Gerald Asamoah (28 años) es la otra opción de Slomka para la punta, un auténtico tanque que aporta potencia en la banda derecha. Queda reflejado con este pequeño estudio la escasa disponibilidad de efectivos del Schalke, situación que podría jugar en contra de sus aspiraciones de cara a llegar a final de temporada con opciones reales de llegar a disputar el título a equipos con plantillas más amplias y con banquillos más competitivos como los de Bayern o Werder Bremen.

El primer título de liga tras 48 años empieza a diseñarse en Gelsenkirchen, aunque parece poco probable que el cuadro azul pueda sobreponerse a un juego tan incontestablemente excelente como el del Werder Bremen o a una historia y una hegemonía tan incontestablemente establecida como la del Bayern.

fotos : Schalke celebración (Marca), Mirko Slomka (ESPN), Halil Altintop (Kicker), Lincoln (Wikipedia)

nota : para postear comentarios pulsar botón derecho sobre enlace "comments" y seleccionar opción abrir o abrir en ventana nueva, en lugar de clicar con botón izquierdo directamente sobre el link.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Javi said...

No me parece tan sorprendente su liderato, aunque creian que iban a notar mas la marcha de Poulsen. Se han reforzado bien con un par de jugadores y hay un chaval que me encanta. Rafinha, para mi el mejor lateral diestro del futuro.
Saludos, gran Blog.

8:48 p. m.  
Blogger César "footgol" said...

Hoy por hoy no me parece muy sorprendente. Si aguantan el tirón y en unos meses siguen en lo más alto de la tabla sí que me sorprenderá.

Rafinha es un buen lateral, muy ofensivo, aunque peca demasiado en sus subidas y tiene carencias defensivas. En su demarcación hay de mejores sin duda.

8:52 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home