sábado, junio 24, 2006

Jugador de la Jornada 14 : Pavel Nedved

Pavel Nedved disputó el jueves, seguramente, su último partido como internacional. Y lo cierto es que su última presencia con el equipo checo no fué todo lo memorable que una cita así requeriría a nivel colectivo pero sí a nivel personal. La derrota ante Italia dejó al conjunto centroeuropeo fuera del Mundial pese a las constantes acometidas del mediapunta de la Juventus que buscó, sin fortuna, el marco rival a través de duros y precisos disparos desde fuera del área marca de la casa que su, hasta el momento compañero de equipo, el italiano Buffon, supo despejar.
Nedved parecía no querer admitir la eliminación de la República Checa y se encargó de tirar adelante a un equipo demasiado mermado, física y mentalmente, por las ausencias de sus delanteros titulares. Al final su insistencia no dejó frutos y Nedved tuvo que asimilar la sorprendente eliminación pese a su esfuerzo y su tozudería durante los 90 minutos del encuentro.
Este no ha sido el Mundial del ex-balón de oro. Nedved no ha sido ese jugador determinante que fué en el pasado vistiendo la elástica checa. Quizás contagiado por la decadencia emocional del equipo ante las adversidades, Nedved ha puesto más entrega que cabeza en su juego, traicionando sus principios futbolísticos, los de un jugador muy inteligente sobre el rectángulo de juego. El ejemplo más patente fué este último partido donde Pavel hizo la guerra por su parte y dejó al equipo de lado. Es de aplaudir tal derroche de responsabilidad aunque quizás un tanto reprochable su falta de mentalidad de equipo.
Se va uno de los grandes futbolistas, un tanto "tapados" en relación a los grandes astros mundiales que le han robado protagonismo, quizás beneficiándole, al jugar más relajado sin la presión que se aplica a los "grandes" y que le ha permitido progresar sin hacer demasiado ruido a nivel personal pero rindiendo al máximo y elevando el potencial del colectivo. En el momento en el que Nedved ha tenido que dejar su papel de actor secundario y enfundarse el de protagonista del film, Pavel ha tirado de genio pero no ha sabido lograr los buenos resultados que hiciera un paso por detrás de las grandes figuras. Pese a ello, todos guardaremos en la retina ese equipo checo liderado por el ex jugador de Slavia de Praga y Lazio que llegara a disputar una final de Eurocopa y deslumbrara con su buen fútbol en 2004, reuniendo en su equipo a una mágica generación de futbolistas que devolvieron el honor al fútbol de checo.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home