martes, julio 10, 2007

Mercato : Fabio Grosso

Jean-Michel Aulas ha encontrado recambio a Éric Abidal en su Olympique de Lyon. La marcha del lateral zurdo francés al FC Barcelona será cubierta con el fichaje de todo un campeón del mundo, el italiano Fabio Grosso, que deja el Inter solo un año después de su llegada al club neroazzurro.

Nacido en Roma hace 29 años, Fabio se tuvo que desplazar a Pescara (1994-1998) y a Chieti (1998-2001) para jugar como futbolista amateur en el Renato Curi y en el Chieti Calcio respectivamente, este último en la Serie C-2 (equivalente a la tercera división española). En ambos clubs jugó como media punta logrando buenos registros goleadores (17 goles en 68 encuentros con el Chieti), lo cual despertó el interés del Perugia que en 2001 le fichaba para debutar en Serie A (el 26 de agosto ante el Inter).
Serse Cosmi le reubicó en el terreno de juego y retrasó su posición, desplazándole de la zona de ataque a la defensa, comenzando a jugar sus primeros partidos como mediocentro aprovechando su altura (1’90 m.). Grosso completaba 24 partidos (1 gol) en su temporada de debut en primera división y 30 partidos con 4 goles marcados en la siguiente (también en Serie A), una gran campaña en lo personal y en lo colectivo (el Perugia finalizaba décimo del campeonato) que le abriría las puertas de la selección italiana debutando en partido oficial el 30 de abril de 2003 en Suiza.
La progresión de Grosso continuaba en la primera mitad de campaña 03/04 con 13 partidos de liga (2 goles) y 3 de Intertoto, lo que despertó el interés del Palermo que en su afán de volver a la Serie A (militaba en la B), construyó un equipo llamado al ascenso al que añadió al lateral zurdo italiano que completó esa temporada con 21 partidos y 1 gol. El Palermo ascendía a la Serie A y Grosso volvía al fútbol de élite italiano, cambiando de nuevo de demarcación haciéndose con la titularidad absoluta en el lateral izquierdo del equipo rosado, completando 36 partidos de liga (1 gol) en 04/05 y 33 partidos de liga y 8 de UEFA en 05/06.
Marcelo Lippi incluía al defensa en la lista de 23 convocados para el Mundial de Alemania en el que tuvo un papel clave para la victoria del equipo transalpino en el campeonato acaparando un protagonismo que nadie hubiera imaginado al inicio del torneo. Fabio jugó 6 partidos (al completo) y tan solo se perdió el encuentro de debut de la selección italiana en el Mundial ante USA. Fué el protagonista del polémico penalty que dió el pase a Italia a cuartos ante Australia, el autor del 0-1 ante Alemania en la prórroga de semifinales y el gol que daba la victoria a Italia en la tanda de penaltys de la final ante Francia. Junto a Cannavaro y Zambrotta fue uno de los jugadores más destacados del combinado azurri y de todo el Mundial, condición que provocó que el Inter le fichara por 5’5 millones de euros.
Grosso parecía convertirse en el dueño absoluto del carril izquierdo defensivo interista al disputar la primera mitad de la pasada temporada como titular de la demarcación. Pero la trayectoria del campeón del Mundo decreció progresivamente y Grosso se vió desplazado del once por el brasileño Maxwell. Al término de la campaña sumaba 23 partidos de liga (2 goles) y 6 de Liga de Campeones.
Pese al éxito colectivo (Scudetto, Supercopa italiana y subcampeonato de Copa), el Inter no ha puesto muchas trabas a su venta y Fabio será jugador del OL las próximas 4 temporadas después que el hexacampeón francés haya desembolsado 7 millones de euros :

“Jugué como debia con Italia en el Mundial. Eso mismo haré con mi nuevo equipo.”

“Patrick y Olivier (Vieira y Dacourt) me confirmaron lo que sabía, que me iba a unir a un gran club. Ellos me animaron a aceptar la oferta.” comentaba el jugador una vez confirmado su fichaje con el Olympique.

Pese al mal sabor de boca relacionado con su paso por el Inter Fabio quiso sacar hierro al “semifracaso” :

“Fué bien. Ganamos el Scudetto y la Supercopa. Para mi también fué bien. Estoy encantado con mi temporada.”.

Fabio Grosso se convierte en el cuarto fichaje del Olympique en este mercado de fichajes, tras las incorporaciones de Abdul Kader Keita y Mathieu Bodmer (Lille) y Nadir Belhadji (Sedan). Gracias a su experiencia en varias demarcaciones, Grosso es un futbolista polivalente capaz de cumplir con tareas ofensivas o defensivas. Por ello es un buen lateral, un carrilero de largo recorrido que se incorpora a la perfección al ataque, con buena visión de juego y efectivo en el pase. Sin ser un jugador muy rápido, Grosso suple su teórica lentitud con una elevada resistencia y buen posicionamiento. Esta última virtud ha ido en decadencia vistiendo la camiseta del Inter y varios goles recibidos por el cuadro de Roberto Mancini han venido por la zona defensiva izquierda, mal cubierta por Fabio especialmente después de alguna de sus continuas subidas al ataque. El marcaje al hombre y el uno contra uno con extremos rápidos es uno de sus puntos débiles, lo que hace de Grosso un jugador un tanto opuesto a Abidal. El OL pasa de tener un jugador meramente defensivo a un futbolista al que le gusta incorporarse al ataque y apoyar a los delanteros.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home