jueves, abril 12, 2007

El protagonista : Clarence Seedorf

Si hay un equipo con oficio en Europa ese es, sin lugar a dudas, el Milan.
Jamás debe infravalorarse al equipo italiano que, pese a todo, vuelve a pelear un año más por acceder a la final de la liga de campeones.
El caso "Moggigate" debilitó mucho a los rossoneri. Shevchenko abandonaba un equipo con una media de edad demasiado elevada y las nuevas caras llegadas a Milanello no prometían demasiado. Bonera, Ricardo Oliveira, Gourcuff...buenos jugadores pero en absoluto equiparables a la magia del artillero ucraniano que dejaba a Kaká como único "megacrack" de un equipo acostumbrado a tener en sus filas a numerosos astros. Cerca estuvo de no poder disputar la presente edición de la Champions. A última hora la Federación Italiana y la UEFA permitían a los milanistas poder disputar la competición aunque empezando en la fase previa (se le retiraron menos puntos de la Serie A 05/06 derivados del "Moggigate" que dejaron a los de Ancelotti terceros obteniendo billete para liga de campeones). Esa incertidumbre alejó a muchos grandes jugadores de la órbita milanista y el equipo tuvo que empezar la temporada con una plantilla de menor nivel y más veterana que la de pasadas campañas.
La misión parecía clara visto el arranque de una liga en la que partía con 8 puntos menos que sus rivales directos : Apostar a todo o nada en la Champions League dejando de lado la Serie A y "regalándosela" a un intratable Inter.
Un equipo relativamente cómodo en la fase previa como fué el Estrella Roja y un grupo más que asequible (con Lille, AEK y Anderlecht) permitió a los de Ancelotti acceder a octavos de final con relativa facilidad. La suerte volvió a aliarse con el Milan en el sorteo quedando emparejado con el Celtic, al que superó por un escueto 1-0 en el cómputo global de la eliminatoria, suficiente para pasar a cuartos repitiendo fortuna en el bombo. El Bayern era uno de los mejores cruces. La situación del cuadro alemán inmerso en una profunda crisis de resultados y el abanico de posibilidades restantes (con Liverpool, Manchester, Chelsea o Valencia) hizo que el emparejamiento con los bávaros no fuera del todo malo pese a disputar la vuelta en el Allianz Arena. Pero el 2-2 de San Siro con un doloroso gol de Van Buyten en el último suspiro "desmontaba" los planes del Milan y ponía de cara la eliminatoria para el Bayern. Los alemanes acudían a la cita de anoche quizás demasiado confiados. Y, como decía al principio, ante un equipo con tantísimo oficio (y no es que el Bayern no tenga, pero lo del Milan es otra historia) uno nunca puede confiarse ni relajarse.

Clarence Seedorf había estado muy "tapado" toda la temporada. El holandés parecía en declive. A sus 31 años, Seedorf se había contagiado de la mediocridad que envuelve a este Milan post "Moggigate". Acostumbrado a liderar a sus compañeros, a cargarse al equipo en sus espaldas, a ser un jugador decisivo especialmente en Europa, Seedorf no era ni la sombra de si mismo y su actuación en los 38 partidos jugados con la camiseta milanista en esta 2006/07 (30 como titular) habia seguido la línea mediocre del equipo a lo largo de la temporada. Pero la noche de ayer estaba especialmente reservada a la magia del holandés y de todo el conjunto, que se vió con una increíble remontada casi sin quererlo vista la avalancha de juego ofensivo desplegado por los alemanes.
El Milan destrozaba en 4 minutos de juego al Bayern con dos goles en los que Seedorf tuvo un papel determinante. Después, "catenaccio puro", aguantando cada una de las innumerables envestidas de los bávaros que acabaron el partido con un injusto vacío en su marcador frente a un doblete goleador al más puro estilo italiano que clasificaba para semifinales a los rossoneri quienes, cual ladrón de guante blanco, arrebataban ese privilegio en dos descuidos que solo un equipo con tanto oficio es capaz de aprovechar.

En el minuto 27 de juego Seedorf abría el marcador con un gol a su más puro estilo, el sexto de la temporada (4 en liga y 2 en Champions) que iguala su mejor registro goleador en una temporada (94/95 con el Ajax y 04/05 con el Milan). Control en la frontal del área, amago y búsqueda de un hueco donde poder dirigir uno de sus secos y duros disparos con la pierna derecha, en esta ocasión raso y cruzado al poste izquierdo de la portería defendida por Kahn.
4 minutos después se inventaba una asistencia de lujo con un taconazo de primeras a Inzaghi que resolvía perfectamente ante la salida del veterano internacional alemán.

Clarence busca su cuarta liga de campeones después de las logradas con el Ajax en 1995, con el Madrid en 1998 y con su actual equipo en 2003, títulos que deben añadirse a una liga española y un Scudetto, una Copa italiana y una Supercopa Europea y una copa Intercontinental. Esta es la decimosexta temporada como profesional de Seedorf, nacido en Paramaribo (Surinam) y formado en el Ajax. Además pasó por Sampdoria, Real Madrid, Inter y Milan completando más de 500 partidos oficiales marcando 68 goles.
En diciembre de 1994 debutaba como internacional con la camiseta "orange" con la que acumula 81 internacionalidades (sumando 11 goles) y con la que ha sido mundialista (Francia 98) y ha jugado una eurocopa (Portugal 2004). Marco Van Basten decidió no incluirle en la lista de convocados para disputar el pasado Mundial de Alemania aunque en noviembre de 2006 volvía al combinado nacional tras dos años de ausencia.

Sobradamente conocido, Seedorf siempre será recordado por su entrega, su trabajo en el centro del campo, su potencia y su fuerte disparo con pierna diestra así como su capacidad de liderazgo seguramente derivada de su prematuro debut como futbolista profesional (16 años) y su dilatada experiencia en varias de las ligas más fuertes del continente. Seedorf es uno de los jugadores más relevantes del fútbol holandés y europeo de las dos últimas décadas y por lo visto anoche, su presencia sobre un terreno de juego sigue siendo determinante quedándole aún mucho fútbol en sus piernas. Logrará Clarence levantar su cuarta copa de Europa?

Etiquetas: , ,

4 Comments:

Anonymous Luisi said...

Parece que vive una segunda juventud... y es un caso más de que no por pasar de los 30 estés acabado.

Véase también Larsson.

5:32 p. m.  
Blogger César "footgol" said...

Lástima de su ficha, que es muy alta. De no ser por esto lo ficharía con los ojos cerrados como complemento de cualquier grande. Ah!, y Inzaghi otro que me llevaría como segundo delantero. No hay nadie que prometa más goles saliendo del banquillo que el italiano.

6:07 p. m.  
Anonymous Luisi said...

Pues sí, si no tuviera ficha alta (tan alta que solo se la podría permitir RM y FCB) sería un buen complemento para Sevilla o Zaragoza... pero creo que buscará un retiro feliz en su país como su compatriota Davids, en un par de años, claro...

8:16 p. m.  
Anonymous R1Molano said...

Seedorf juego en la Samp?
No lo sabia, pense que habia ido a Madrid desde Ajax....

12:30 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home