martes, diciembre 27, 2005

La crónica : Liverpool 2 - Newcastle 0

El juego en equipo marca la diferencia


El fútbol es un deporte de equipo y el reflejo de tal evidencia fué el juego desplegado por el Liverpool anoche en Anfield. Rafa Benítez dispuso un once netamente ofensivo, un 4-4-2 en rombo con Luis Garcia a la derecha y Kewell en la izquierda, Morientes y Crouch en punta y el privilegio que significa tener a dos auténticos fuera de clase como son Steven Gerrard (en la media punta) y Xabi Alonso (de pivote defensivo). Y es que cuando Alonso funciona, el Liverpool funciona. Él solo se encargó de dar sentido al equipo, con una enorme visión de juego, bien posicionado siempre, encargándose de la creación pero también del trabajo más "sucio", sin sentirse aislado en tal magna porción de terreno...Xabi ayer estuvo sencillamente sensacional, y si además unimos la mágia de Gerrard el éxito está asegurado, y el capitán de los reds trasladó y adornó el excelente trabajo que le servía el mediocentro español a la linea de ataque conviertiéndose en protagonista de las numerosas ocasiones que dispuso el equipo.
Destacó la vuelta a la titularidad del australiano Kewell que tuvo una muy buena actuación en la banda izquierda, desequilibrando en numerosas ocasiones y asistiendo en el segundo gol. Por parte visitante volvieron al once tras lesión Luque, con una actuación más que desafortunada, demasiado ansioso por demostrar su válua y aislado en la posición de extremo y Babayaro que bastante tuvo con tratar de controlar las subidas de Luis Garcia y Finnan y ayudar en el centro del campo, en ocasiones perdido y desbordado.
Saltaba el Liverpool al terreno de juego enrabietado, energético, con ganas de demostrar que la derrota ante el Sao Paulo fué un accidental tropiezo, pero con las ideas claras y la cabeza tranquila. Sabiendo en todo momento cuál era el guión establecido. Todo lo contrario que el Newcastle que navegó sin ningún tipo de rumbo en un mar de incoherencia futbolística.
Avisaba en los primeros instantes el Liverpool con un disparo de Crouch que despejaba con una providencial parada Shaun Given y poco después se adelantaba al culminar una buena combinación iniciada por Luis Garcia con centro desde la derecha a Crouch que, de primeras, asistia a Gerrard entrando como una auténtica bala, se acomodaba el balón superando en la carrera a dos rivales y fusilaba a Given en el 13'.
Los de Souness trataron de asomarse a la porteria de Reina con poco acierto. Únicamente destacó un cambio de juego de Shearer a Luque que acabó con un balón colgado al área que a punto estuvo de encontrar el remate de Bowyer, despejando Hyypia a corner.
El Liverpool amplió la diferencia en el 43' merced a una gran asistencia de Kewell y un potente remate de cabeza del gigante Crouch que colocó el balón en la base del poste izquierdo de Given el cual, en un desesperado intento por rechazarlo, veía como traspasaba la línea de gol por escasos centímetros.
En la segunda parte recital de los de Benítez. En el 50' un saque de esquina de Gerrard lo cabeceó magistralmente Morientes que entraba absolutamente libre de marca que el hombro de Solano rechazó cuando se cantaba el segundo en Anfield. Se reclamó penalty en esa acción.
Continuó el asedio al marco de Given con una buena falta picada por Gerrard que por milímetros no llegó a peinar Luis Garcia, otra vez libre de marca. Y es que la defensa del Newcastle estuvo más que desacertada anoche. Y cuando parecía que los magpies podrían despetar del letargo con una buena combinación en ataque que culminó Shearer con un peligroso disparo cruzado llegó la sentencia para los de Greme Souness en forma de expulsión en el 65'. La vió Bowyer que entraba duramente a Xabi Alonso en la disputa de un balón en el centro del campo. El colegiado mostró la cartulina roja directa tras poner paz en una tangana colectiva iniciada por un empujón de Crouch al mismo Bowyer que rodó por los suelos. Allí se acabó de derrumbar el Newcastle que se dedicó a achicar los continuos ataques de los reds que estuvieron cerca de poner en el marcador el tercero en el minuto 81 gracias a un eléctrico contraataque ejecutado por Cissé (que entró substituyendo a Crouch) a pase de Gerrard que Given sacó con una providencial parada.
Dos peligrosos disparos del capitán en el 86' y 87' pusieron la guinda al partido.
Esta victoria alza al Liverpool a la tercera posición en la tabla. Mucho tendrá que trabajar Souness con su equipo que necesita como el aire que respira la reaparición de Dyer que le dé orden al centro del campo, la marca diferencial entre un equipo que juega a futbol y otro que asiste al espectáculo en primera fila.

Liverpool : Reina, Riise, Hyypiä, Carragher, Finnan, Alonso, Gerrard, Luis Garcia, Kewell, Morientes, Crouch
Newcastle : Given, Taylor, Boumsong, Bramble, Ramage, Babayaro, Fayé, Bowyer, Luque, Shearer, Owen

Goles : 1-0 Gerrard 13', 2-0 Crouch 43'
MVP : Steven Gerrard

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

A mí este Newcastle me recuerda a otro equipo de capa caida como el Atletico de Madrid. El Liverpool hizo un partidazo y el resultado podia haber sido mucho mas amplio, me sorprende lo bién que lo estan haciendo arriba Morientes y Crouch y lo de Xavi Alonso y Gerrard sencillamente espectacular, este Liverpool juega con una intensidad tremenda y en la Premier le veo mucho mas rival para la segunda vuelta que el Manchester United.
A parte de todo esto la expulsión de Bowyer fué bastante injusta, hizo una entrada dura de tarjeta amarilla pero en la tangana no hizo absolutamente nada mientras que los jugadores del Liverpool fueron los que mas cizaña metieron, les salió bién la jugada, no es excusa para la derrota del Newcastle, eso esta claro. Saludos.

1:25 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home