domingo, enero 01, 2006

La crónica : Chelsea 2 - Birmingham City 0

Lección de "Mourinhismo"


El Chelsea sigue imparable en la Premier. El triumfo ante el Birmingham City cierra una temporada de ensueño para los blues, que no han salido del puesto de cabeza en los 365 dias del año. El Chelsea es un ser superior, almenos en Inglaterra. Juega como y cuando quiere. Da esperanzas al rival que, en ocasiones, le crea más de un quebradero de cabeza complicando cómodos partidos y acaba fulminándolo con un guiño que enciende la imparable máquina de Mourinho. Controla el tempo del partido hasta el extremo, sabiéndose superior, y no necesitando más que unos cuantos minutos para sentenciar un encuentro. Como si de un felino sabánico se tratara, así plantea su estrategia José Mourinho. Acecha a su presa, deja que se acerque, la estudia, se amaga, le da confianza...y cuando es el momento la ataca sin perdón.
El partido de ayer fué una página más del libro de estilo del entrenador portugués. El que aplicó en Oporto y el que ha aplicado en el Chelsea, de innegables resultados.
Se presentaba el Chelsea con las novedades de Crespo en punta y Gudjohnsen en una posición más retrasada de lo habitual que a la postre sería determinante. El Birmingham acudia a Stamford Bridge con ganas de revelarse, sabiéndose muy inferior pero supliendo con buenas intenciones su carencia cualitativa. Y es que el primer tercio de encuentro tuvo color visitante. Salvo dos llegadas por banda derecha en los primeros compases, el Birmingham se adueñó del balón (primer punto del libro estilístico de Mourinho), presionó bien la salida del Chelsea, dispuso de oportunidades y le faltó acierto para materializarlas. Ejemplo de ello fué un peligroso remate de Clemence que, libre de marca, recibia una balón colgado por Pennant al saque de una falta que colaba bajo las piernas en la salida de Cech y que solo la buena colocación de Gallas evitó que se abriera el marcador rechanzando en la linea de gol. Era el minuto 17 y 5 después Heskey cabeceaba otro balón colgado a saque de falta de Butt que rozaba el larguero de la porteria de Cech. Y es que el Chelsea se está tornando frágil en la defensa de las estrategias a balón parado que ya le han costado varios goles en contra esta temporada.
Pero el libro estilístico de Mourinho seguía cumplíendose a rajatabla y entraba en escena el segundo punto en el 24', cuando más apretaba el Birmingham, con una fugaz combinación al contraataque entre Crespo y Cole que acabó en un pase en profundidad a la entrada de Robben que disparó, rechazando el meta Taylor y culminando el propio Crespo a gol.
A partir de ahí derrumbe visitante (acrecentado por la lesión de uno de sus referentes, Matthew Upson) y festival ofensivo y de desdicha para el Argentino (tercer punto del libro de Mourinho). Y es que Crespo estuvo fallón, desaprovechando clarísimas ocasiones como la que, en el 29', le brindó Cole al luchar un balón largo a los defensas del City, encarar a Taylor y siriviendo en bandeja un balón para empujar que Crespo no supo rematar tropezándose con él. En el 30' otro fallo, tras excelente pase de Cole desde la derecha que Crespo solo ante Taylor remató al cuerpo del portero. Stamford se poná las manos en la cabeza al ver como "valdanito" remataba al travesaño un balón muy bien centrado por Gallas desde la izquierda 2 minutos después. La desdicha local la erradicó Robben que a 2 minutos del descanso aprovechó una gran asistencia de Gudjohnsen para ejecutar el segundo entrando solo por la izquierda. Y es que el islandés dejó la labor de marcar para canalizar el juego con un resultado brillante.
En la reanudación el Chelsea quiso ampliar la diferencia pero continuó con su desacierto de cara a puerta con acciones como la de Gudjohnsen que voleó un rechace de la defensa sacando Taylor con apuros o como la de Ferreira que con una buena incursión por la banda sirvió un balón a Crespo que Tebily rechazó anticipándose a la peligrosa acción. Quiso probar el City con otra acción a balón parado, esta vez a cargo de Johnson que cabeceó con mucho peligro picado un servicio de Pennant que Gudjohnsen despejó bajo palos en el 51'.
Crespo tuvo su enésimo error en el 54' cuando, mano a mano con Taylor tras un magnífico pase de 40 metros de Gudjohnsen, no pudo superar la salida del meta visitante.
Cansado de asistir a la imposibilidad de ampliación goleadora el Chelsea bajó el ritmo y durmió el encuentro la media hora restante, con la faena hecha y los 3 puntos en el bolsillo, dedicándose a tocar, tocar y tocar el esférico (cuarto putno del libro estilístico de Mourinho). Una aislada acción en el 70' en la que Terry remató un corner de Cole y Johnson sacó en la linea de gol sirvió de colofón a una clase práctica de Mourinhismo en la que, por primera vez en mucho tiempo, Lampard pasó más que desapercibido.

Chelsea : Cech, Gallas, Terry, Carvalho, Ferreira, Essien, Lampard, Cole, Gudjohnsen, Robben, Crespo
Birmingham : Taylor, Cunningham, M.Taylor, Upson, Gray, Johnson, Butt, Clemence, Pennant, Heskey, Pandiani

Goles : 1-0 Crespo 24', 2-0 Robben 43'
MVP : Eidur Gudjohnsen

Foto (fuente) : bbc.co.uk



0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home